Aprender la programación informática básica no es imposible

Beklager, denne artikel er kun tilgængelig i Europæisk Spansk.

¿Aprender a programar? No una cuestión reservada solo a los profesionales. El mercado laboral busca competencias relacionadas con saber escribir líneas de código. Siempre resulta interesante aprender elementos de programación básica, incluso para quienes trabajan en otros ámbitos del mundo digital. De hecho, el Coding se enseña desde la escuela primaria y son muchos los proyectos orientados a enseñar a programar a los más jóvenes.

 

Por qué aprender la programación informática

Sin lugar a dudas, el conocimiento de la programación informática básica resulta muy útil; veamos el porqué.

1. Autonomía

Al interno de las empresas que se encargan del mundo digital, puede ser necesario efectuar algunas correcciones en el código de un software en páginas web. Si los programadores profesionales no están disponibles, es realmente útil que alguien cuente con las competencias para corregir el código y poder efectuar pequeñas modificaciones o integraciones.

2. Competencia de liderazgo para desarrollar proyectos

El director de una empresa que se conecta a menudo con los técnicos programadores o que necesite encargar un software o la presencia en la red a terceros externos, ve su trabajo facilitado, sin lugar a dudas, al contar con las competencias básicas de programación informática. Antes de cerrar un contrato sabrá hacer las preguntas adecuadas en campo técnico y podrá consultar propuestas y presupuestos de gastos con un mayor conocimiento de causa. El responsable comercial de una agencia web o de una empresa de software necesita aprender a programar para relacionarse con el cliente y con los desarrolladores en el propio lenguaje técnico.

3. Nuevas oportunidades profesionales

Contar con buenas competencias de programación enriquece el perfil profesional y puede consolidar el papel dentro de la empresa, así como abrir nuevas posibilidades de carrera, sobre todo si esta nueva habilidad se demuestra a través de un curso dirigido por profesionales de la formación. El conocimiento de algunos lenguajes de programación puede transformar a un director empresarial de área administrativa en un director de proyecto, al que se le piden competencias gestionales integradas por conocimientos de carácter técnico.

 

Cuáles son los lenguajes recomendados para aprender a programar

Desde Cobol a Fortran, son muchos los lenguajes de programación utilizados a lo largo de las últimas décadas. Sin embargo, quien quiere aprender la programación informática tiene que conocer los lenguajes más utilizados actualmente, comparando la propia elección con anuncios relativos a ofertas de trabajo para los profesionales del sector.

En estos últimos años se han afirmado algunos lenguajes, entre los que es posible elegir el primero que se quiere aprender. De hecho, aprender un lenguaje de programación es como asomarse a un nuevo idioma extranjero: se encuentran dificultades, pero a continuación se descubre que muchos elementos sintácticos y gramaticales también se encuentran en otros idiomas ya conocidos. De hecho, aprender a gestionar los elementos de la programación básica de un lenguaje, facilita el aprendizaje de los demás.

¡Aquí están las características de los lenguajes de programación más difundidos!

 

Lenguaje JAVA

Java es uno de los lenguajes de programación más utilizados del mundo. Nacido en un ambiente universitario, a partir de investigaciones de la Stanford University, se utiliza desde 1992. Java debe su fortuna al haber sido aplicado en los navegadores Netscape en 1993, gracias a la característica de operar también magníficamente en la programación web. Hoy todavía se encuentra en la base del lenguaje de programación de las aplicaciones en ambientes Android, adoptado por la mayor parte de los teléfonos móviles de todo el mundo. Java es la base de la presencia on-line de empresas del nivel de Linkedin y Netflix, y se utiliza para desarrollar softwares, páginas web y aplicaciones para teléfonos móviles. Se puede considerar una evolución de los lenguajes C y C++, con los que comparte muchos elementos.


Lenguaje C

El lenguaje C se recomienda fuertemente a quien pretende aprender a programar, ya no tanto por su sencillez, sino por la plenitud. Nacido en 1972, el lenguaje C es de naturaleza imperativa. Por lo tanto, se contrapone al lenguaje por objetos, como lo es Java, con el que sin embargo comparte notables afinidades. Se trata de un código compuesto por expresiones matemáticas e instrucciones operativas, y se encuentra en la base de sistemas operativos, lenguajes de programación más recientes, juegos y aplicaciones. Una de las principales características del lenguaje C es su portabilidad: de hecho, es posible transferir elementos de código sobre la mayor parte de las arquitecturas de los hardwares más difundidos. Se caracteriza por la existencia de bibliotecas de sistema, que hacen que partes de programas de uso común estén disponibles y ya cubiertas.

El lenguaje C es particularmente útil para aprender a programar, porque permite adquirir una mentalidad orientada a la solución de problemas de programación y su conocimiento facilita aprender lenguajes como C++, Java, Javascript y PHP.

 

Lenguaje Javascript

Javascript, normalmente abreviado como JS, es un lenguaje de guion dinámico para objetos, que soporta el empleo de prototipos ya programados. La sintaxis básica es muy parecida a la de sus hermanos mayores, Java y C++, y permite aprender a programar rápidamente gracias al reducido número de conceptos nuevos que deben aprender quienes usan los otros dos. En todo caso, es un lenguaje considerado sencillo para quien quiere aprender a programar. Javascript se usa para programar páginas web, software y aplicaciones. El lenguaje se encuentra entre los más utilizados, baste pensar que la aplicación de Facebook se ha desarrollado en Javascript, y que algunas plataformas muy utilizadas, como PayPal y Groupon, utilizan en los propios servidores web la tecnología JS. Nacido para acelerar las páginas web, Javascript es bastante elemental, porque no necesita la gestión de ambientes de programación: es suficiente abrir uno de los navegadores más difusos y acceder a la “consola web” presente en el menú para empezar a desarrollar códigos.

 

Lenguaje C++

Otra opción muy válida para quien quiere aprender la programación básica es la del lenguaje C++. Básicamente se trata de una evolución del lenguaje C, con el que comparte muchos aspectos. La principal diferencia entre los dos lenguajes de programación es que  C++ es un lenguaje orientado a objetos, mientras C adopta el lenguaje imperativo, es decir, se compone de una secuencia de instrucciones. Sin embargo, en la sustancia se parecen en estructura y sintaxis, y su aprendizaje constituye una válida alternativa a lenguajes más recientes, gracias a su enorme difusión.

 

Lenguaje Python

Los comentaristas hablan de Python como un lenguaje de programación particularmente sencillo de aprender. De hecho, esta era la intención de su creador, que en 1991 se encargó del desarrollo. Python responde a la exigencia de quien quiere aprender a programar rápidamente. Es nativo de los sistemas operativos Mac y Linus, pero para usarlo en Windows hay que instalarlo desde la página oficial.

Python es un lenguaje muy versátil, que permite desarrollar páginas web, softwares y herramientas para el análisis de datos y la inteligencia artificial. Es ideal para quien quiere aprender la programación informática y se elige a menudo como alternativa a Javascript. Por lo tanto, está muy difundido en los ambientes académicos y en los colegios de todo el mundo. Python es un lenguaje definido como de compilación previa: mientras el lenguaje C, por ejemplo, necesita un compilador para elaborar el código y que resulte ejecutable, el código elaborado con Python resulta operativo inmediatamente. Se trata de un lenguaje de programación gratuito y muy difuso incluso para el desarrollo de plataformas del nivel de Google y Youtube. En Python, cada línea de código corresponde a una instrucción, sin necesidad de utilizar objetos. El lenguaje es muy válido incluso para el desarrollo de páginas web, gracias a las numerosas infraestructuras digitales previamente compiladas, lo que evita tener que escribir el código en todas las partes estándar de una página, dedicándose a aquellas con una fuerte personalización. La sintaxis del lenguaje se propone clara y ligera y, para muchos desarrolladores, su uso resulta incluso divertido, al igual que su nombre, relacionado con el grupo cómico de los Monty Python.

 

Lenguaje PHP

A quienes están interesados en aprender específicamente elementos de programación de páginas web, se les recomienda PHP. Se trata del lenguaje utilizado por más del 80% de las páginas web del mundo Así, aprender la programación básica con PHP permite moverse con agilidad en un ambiente web. Se podrá desarrollar toda una página, corregir o incluir rápidamente el código de páginas ya presentes en la red, sin esperar a la disponibilidad de un desarrollador. Aprender la programación básica en PHP es una elección ganadora porque se trata de un lenguaje en código abierto utilizado por los sistemas de gestión de contenidos más difusos, como WordPress, Joomla y Drupal. Es fácil aprender el lenguaje PHP y permite valorar en tiempo real los resultados en el lado usuario, aun trabajando en el servidor.

 

La diferencia entre lenguajes de programación de bajo y alto nivel

En la elección de los lenguajes preferidos a la hora de aprender, la programación básica incide la clasificación en lenguajes de bajo y de alto nivel. De hecho, no se trata de una distinción fundada en el valor: el lenguaje de programación de bajo nivel coincide, de hecho, con el lenguaje de máquina, el utilizado por las CPU de los ordenadores. Así, el lenguaje de bajo nivel se utiliza para instruir directamente a la máquina hablando su propio idioma, sin ningún tipo de abstracción. Por su parte, el lenguaje de programación de alto nivel se puede definir como el lenguaje orientado al programador, por lo que es versátil y de fácil desarrollo. Este último se relaciona con el procesador a través de un segundo software, llamado compilador o intérprete, según los casos.

 

Cómo aprender la programación informática

La red propone millones de contenidos, guías, vídeos y tutoriales para aprender la programación básica. También existen manuales y libros para aprender la programación informática. La variedad de los lenguajes no permite condensarlos en un único volumen, por lo que en la base de la elección de los recursos se encuentra la elección del lenguaje que se quiere profundizar.

La red es particularmente rica de contenidos de calidad; algunos de ellos son gratuitos. Entre los recursos que se pueden consultar, resultan útiles y bien realizados los materiales en italiano publicados por la página HTML.it, en la sección guías. Hay manuales para aprender a programar con Python, C++, C y otros idiomas de programación. Para quienes son prácticos con el inglés, la web reserva una selección todavía más amplia de cursos on-line, vídeo lecciones, libros electrónicos y recursos que se pueden descargar y consultar con calma.

Los amantes de los manuales en papel, que se consultan más fácilmente y se quedan en el escritorio esperando a poder responder rápidamente a quien empieza a aprender los lenguajes de programación. Amazon, así como todas las librerías on-line, ofrece una gran variedad de textos y libros electrónicos. Las recensiones de quien ya ha adquirido estos títulos orientan fácilmente en la elección del texto más adecuado en base a las competencias ya adquiridas en el ámbito de la programación. Estos materiales, on-line y off-line, resultan muy útiles para dedicar un poco de tiempo a compilar líneas de código y valorar las propias actitudes a la hora de aprender elementos de programación.  

Por último resulta, sin lugar a dudas, útil que un director o un profesional del mundo digital que se ocupa de sectores contiguos a la programación, como el web márketing, frecuenten un curso de programación informática, o a cualquier persona que quiera comprobar su habilidad para transformar la programación informática en una profesión. De hecho, las lecciones presenciales ofrecen la posibilidad de interrogar a los profesores, favoreciendo el intercambio de experiencias con los colegas de curso, así como escribir líneas de código acompañados por un tutor. Por último, haber efectuado una formación acreditada por un sujeto cualificado que confirme las competencias adquiridas, constituye un valor añadido que también se debe considerar para el desarrollo del propio avance profesional en ámbito empresarial.

Tilmeld dig vores nyhedsbrev

Hold dig opdateret på de seneste nyheder