El modelo híbrido: cuando el coworking y el trabajo en remoto se unen

Beklager, denne artikel er kun tilgængelig i Amerikansk Engelsk.

Después de meses obligados a trabajar desde casa, se han analizado mucho los beneficios e inconvenientes del teletrabajo y del trabajo presencial. Nosotros también hemos promovido el coworking como una alternativa segura a trabajar en remoto o 100% en una oficina, y ahora vemos con satisfacción cómo nuestras soluciones encajan perfectamente con la tendencia que se está dando en el entorno laboral, no solo como una solución temporal, sino como un modelo que será el futuro del trabajo: el modelo híbrido.

Todo esto impacta de lleno en la gestión de los equipos y cuesta mucho encontrar una fórmula que garantice el éxito de nuestra empresa con las novedades que plantea este nuevo escenario. Sin embargo, en los espacios de coworking estamos siendo testigos de algo que parece que sí va a proporcionar muy buenos resultados y que está en el foco del debate en estos meses: un modelo híbrido que combine el trabajo en remoto o teletrabajo, con el trabajo presencial. Una fórmula en la que los trabajadores seguirán contando con la flexibilidad y autonomía que proporciona el teletrabajo, y los beneficios de tener una sede física en la que encontrarse con sus compañeros para hacer proyectos concretos, o donde concentrarse al máximo sin tener otros elementos de distracción que existen en casa. 

¿Por qué el modelo tradicional de oficina se está extinguiendo?

Hay empresas que, como forma de “volver a la normalidad”, están poco a poco tratando de recuperar el sistema de trabajo que tenían antes de la cuarentena. Seguro que conocéis muchos casos de compañías que siguen pidiendo a sus empleados, incluso teletrabajando, que cumplan un horario concreto, que reporten el trabajo realizado, y que ahora están recuperando el trabajo presencial poco a poco pidiendo que sus equipos vayan a la oficina en días alternos, a su puesto de trabajo de siempre, a perderse entre millones de correos electrónicos y eternas videoconferencias. 

Las empresas que han funcionado de esta manera encontrarán difícil adaptarse a la nueva normalidad, que nos está haciendo avanzar a pasos agigantados hacia el futuro del trabajo. Suele tratarse de empresas con un corto recorrido en el camino hacia la digitalización, por cierto muy ligada a la innovación y uno de los principales motivos por los que muchas empresas acuden a Talent Garden para trabajar en su transformacón digital. Si no aceptan la realidad en la que nos vemos inmersos, les costará mucho más tiempo, dinero y esfuerzo adaptarse a cualquier cambio. Además, en caso de darse (esperemos que no) un nuevo confinamiento, sentirán que están dando pasos hacia atrás, y que su negocio se estanca con mucha más facilidad.

¿Cuáles son los inconvenientes del teletrabajo?

En países donde el verano es para disfrutar de la playa, del campo, de la familia y otros planes recreativos, el teletrabajo en los meses de junio, julio y agosto nos ha venido genial. Muchos han aprovechado para trasladarse de forma permanente a su segunda residencia, a estar más cerca de familiares y de la naturaleza durante todo el verano, y esto, viniendo de varios meses de estricta cuarentena, ha sido sin duda la luz al final del túnel.

El teletrabajo es algo muy positivo cuando se considera dentro de la estrategia de nuestra empresa, principalmente porque nuestros empleados ganan autonomía y aumentan su productividad. Además, es impresionante lo rápido que se ha implantado en los modelos de trabajo de millones de compañías de todo el mundo, ya que en un mercado como el español, por ejemplo, según un estudio realizado por Adecco Group Institute, “en el último trimestre de 2019 sólo un 7,9% del total de ocupados en España teletrabajaba al menos una vez a la semana”. Si es ético encontrar el lado positivo a la pandemia del COVID-19, es precisamente que ha obligado a que el teletrabajo se instaure de forma generalizada y con éxito en muchos sectores. Esto, además lleva consigo otro beneficio, porque, como bien dice la revista Forbes, ha sido necesario confiar en la tecnología para sobrevivir, y gracias a ello los profesionales han mejorado sus competencias digitales.

Pero la esencia del trabajo en equipo, el nivel de productividad, la independencia del trabajo y la vida en casa, la complicidad con tus compañeros, el sentimiento de pertenencia… son cosas también importantes para el trabajador, que se diluyen cuando se implanta un modelo de trabajo en remoto 100%.

¿En qué consiste el modelo híbrido de trabajo? Y ¿Por qué es la solución?

El modelo híbrido, como su propio nombre indica, permite que los trabajadores combinen el trabajo en remoto con el trabajo en la oficina. Ya sea dividiendo el día en dos (trabajando por la mañana en la oficina y por la tarde en casa o al revés) o bien definiendo que los trabajadores acudan a la oficina un número de días a la semana o al mes. Esta fórmula, al combinar los dos modelos de trabajo, proporciona los beneficios de ambos, y compensa los inconvenientes.

Beneficios para el empleado:

  • Gana flexibilidad horaria.
  • Facilita la conciliación laboral.
  • Mejora su autoestima ya que gana autonomía y percibe una mayor confianza por parte de su compañía.
  • Mantiene el vínculo con sus compañeros y responsables al encontrarse con ellos cara a cara a menudo en la sede física de la empresa.
  • Si el espacio de trabajo escogido es un espacio de Coworking como Talent Garden, tendrá a su disposición una gran variedad de opciones para trabajar, como la silla y mesa convencional, pero también sillones, terraza, etc.

Beneficios para la empresa:

  • Ahorran costes al requerir una oficina de menores dimensiones, ya que nunca estará todo el equipo trabajando de manera presencial en el mismo sitio.
  • Mejorará la productividad de sus empleados gracias a la flexibilidad y autonomía de la que disfrutan.
  • Y todo esto desembocará en una mayor satisfacción de su plantilla, que sentirán un mayor arraigo por una compañía que vela por su bienestar.

Por todas estas razones, en Talent Garden estamos viendo cómo startups pequeñas se suman sin duda a este modelo de trabajo, pero también están apostando por esta fórmula empresas con 100-200 empleados. Estas empresas buscan alquilar entre 60-100 espacios de trabajo (dependiendo del tamaño de su plantilla), ayudan a sus trabajadores a coordinarse. Disfrutan de todos los beneficios de este modelo en un espacio flexible, luminoso, acogedor y que satisface todas sus necesidades. El modelo híbrido no solo es posible en un coworking, sino que parece haber sido creado para ello, y nos encanta ver cómo seguimos siendo escenario de la innovación, en este caso en la gestión de equipos.

Tilmeld dig vores nyhedsbrev

Hold dig opdateret på de seneste nyheder