¿Cómo se adaptarán las oficinas a la nueva normalidad?

Leider ist der Eintrag nur auf Europäisches Spanisch verfügbar.

Termina el verano, comienza el curso escolar y la rutina llama a nuestra puerta, pero este año esa vuelta a la normalidad no será como otras veces. En la situación de emergencia sanitaria actual en la que las indicaciones continúan siendo evitar aglomeraciones y mantener la distancia social, las empresas tienen que dar un paso adelante y convertir sus espacios de trabajo en lugares seguros, además de saber gestionar a sus equipos en un formato de trabajo poco explorado hasta ahora: el modelo híbrido. El reto sigue siendo mantener la productividad sin poner en riesgo a la población. 

Teletrabajo a la fuerza: una experiencia piloto

A veces hace falta un empujón para cambiar un patrón y en marzo quedó más que demostrado. Un factor externo a todos y absolutamente imperativo puso el mundo patas arriba. La pandemia del Covid-19 provocó que las empresas que no habían probado el trabajo en remoto no tuvieran más remedio que experimentarlo. Otras ya lo practicaban con asiduidad, pero tuvieron igualmente que adaptarse a la situación. 

Una vez pasado el confinamiento y la desescalada, la evaluación de la experiencia dio

conclusiones muy positivas acerca del trabajo en remoto. Productividad, autonomía, concentración, flexibilidad, confianza… Buena parte del teletrabajo ha llegado para quedarse, pero esto no quiere decir que las oficinas hayan muerto. 

Nuevas oficinas y espacios de trabajo

La flexibilidad laboral no se traduce en trabajo en remoto para siempre. De hecho, esa flexibilidad no pretende hacer referencia únicamente a horarios u organización de las tareas de cada trabajador, sino también a espacios de trabajo. Ofrecer un espacio común para utilizarse a demanda es parte de esta nueva normalidad. 

En este sentido tanto las oficinas como los espacios de coworking tendrán que incorporar, al menos de manera temporal, ciertas medidas que garanticen un uso seguro de sus instalaciones. Esto dependerá del tamaño de las organizaciones y de la inversión que puedan hacer: desde medidas más complejas como incorporar cámaras de medición de temperatura a la entrada hasta otras más rutinarias como la disposición de geles hidroalcohólicos en todas las estancias. 

  • Verificaciones a la entrada: el primer cambio lo veremos en la entrada. Control de la temperatura, límites de aforo e incluso tests rápidos. 
  • La limpieza exhaustiva de puestos de trabajo y zonas comunes va más allá de protocolos: aplica también a los materiales (tiene más sentido que las sillas sean de plástico o algún material sintético y no estén tapizadas, por ejemplo).
  • Se acabaron las reuniones masivas en torno a la máquina de café: las oficinas y espacios de trabajo que mantengan estos lugares con máquinas expendedoras de comida y café tendrán que replantearse limitar su aforo e incluir dispensadores de gel hidroalcohólico, además de ventilación más o menos constante. 
  • Separación entre puestos de trabajo e incluso elementos de aislamiento, como los antiguos cubículos de los que se estaba huyendo últimamente en las oficinas de las grandes corporaciones. 
  • Distribución de los elementos para generar flujos de entrada y salida y evitar cruces de personas innecesarios y potencialmente peligrosos. Esta medida ya la estamos viendo en otros lugares públicos como estaciones o comercios. 

Como en casa… fuera de casa

Teniendo en cuenta que las oficinas y los coworking han hecho los deberes en cuanto a adaptación de espacios se refiere, la tendencia de buscar modelos híbridos de trabajo sigue al alza. Combinar el trabajo en remoto con la presencialidad parece la opción ganadora como manera de mantener ciertos lazos y compartir talento.

“Claramente vamos a un modelo híbrido – comenta Jorge González Marcos, Country Manager de Prestashop en España, empresa que recientemente se ha instalado en Talent Garden Madrid -. Veníamos de un sistema durante el confinamiento de 100% casa pero creemos que nos hace falta un modelo híbrido que nos permita tener un sitio donde uno, dos, tres días por semana, en función de las necesidades, nos podamos juntar como equipo, nos podamos cohesionar.”

Teniendo en cuenta la situación actual y las ventajas que tiene por su lado trabajar desde casa y por otro, la presencialidad, los espacios de trabajo flexible impulsan un nuevo entorno laboral donde la productividad y la seguridad van de la mano. Para ello es crucial la adaptación y predisposición de empresas, espacios y trabajadores. 

 

En Talent Garden somos conscientes de lo importante que es la seguridad de nuestros miembros, por lo que siempre estamos disponibles para dar información y resolver cualquier duda. Queremos asegurar que en nuestros campus puedes centrarte en tu negocio y disfrutar de la flexibilidad laboral de esta nueva etapa mientras nosotros cuidamos de las nuevas necesidades de tu espacio de trabajo. Descubre por qué miles de innovadores digitales y tecnológicos forman parte de Talent Garden. ¡Ven a conocernos!

Abonniere unseren Newsletter

Bleibe auf dem Laufenden mit den aktuellsten News