Programación: cómo aprender de los conceptos básicos

La programación puede parecer un asunto desalentador en el que sumergirse, reservado para algún tipo de experto en informática. O tal vez pienses que si no comienzas a aprender cuando eres joven, primero en la escuela y luego con estudios especializados, será imposible de entender. Pero, de hecho, este es un error común. Hoy en día, es suficiente un poco de dedicación y buena voluntad para obtener excelentes resultados, incluso a partir de cero.

Esto se debe a que los lenguajes de programación se vuelven más fáciles, con una sintaxis más simple y que también requieren menos habilidades técnicas. Por ejemplo, no es estrictamente necesario utilizar la interfaz DOS y los comandos relacionados. Por otro lado, ahora tienes acceso a muchos materiales fáciles de usar y, a menudo, interactivos para ayudarte a aprender. Los cursos, tutoriales, videos y otros recursos están ampliamente disponibles, por lo que si quieres saber cómo programar, es más una cuestión de dedicación, ciertamente no de accesibilidad o de complejidad excesiva.

Construyendo los antecedentes: lo que debes conocer antes de comenzar a programar

Antes de empezar a estudiar codificación y codificación aplicada a un lenguaje de programación en particular, tienes que dedicar un tiempo a comprender el concepto de un «algoritmo». Cada programa es un algoritmo y si no sabes qué es un algoritmo y cómo escribir uno bueno, PUEDES aprender a programar, pero puede llevarte más tiempo y tu código será menos «elegante». Esto no es estrictamente necesario, pero facilitará mucho las cosas a largo plazo.

También tienes que comprender lo que estás haciendo realmente cuando escribes un «programa»: ¿cómo te las arreglas para hacer que una máquina no inteligente haga cosas inteligentes? Estas competencias pertenecen a la informática teórica, pero no es necesario realizar un curso de informática para aprenderlas. Por ejemplo, en Code.org puede encontrar excelentes y rápidas introducciones a estos temas. Son perfectamente suficientes para tus necesidades, ya que para aprender a programar no es necesario tener un conocimiento profundo y detallado de estos temas. Solo necesitas obtener una comprensión general de cómo «funcionan» las cosas. Si tienes curiosidad y quieres saber más, puedes profundizar y echar un vistazo a los libros de O’Reilly, que representan un verdadero hito en el campo de la informática. Las versiones en pdf de sus libros están disponibles gratuitamente en línea (por ejemplo, Algorithms in a nutshell)

¿Por dónde empezar? Por la elección de tu primer idioma

Programar significa programar en un lenguaje determinado. Cada idioma tiene una sintaxis exacta y es adecuado para determinadas cosas. Ciertos lenguajes son más generales (es decir, son apropiados para cada tarea), otros más específicos (se desarrollaron con ciertas tareas o áreas de aplicación en mente). Algunos idiomas funcionan en cualquier sistema operativo, otros están restringidos solo a un OS. Cuando te acercas a la programación por primera vez, puedes probar con una interfaz simplificada, que te permite hacer algo de programación sin codificar (son como las interfaces visuales para escribir html), pero, por supuesto, se trata solamente de un primer enfoque.

La mejor manera de abordar la programación es elegir un lenguaje de programación que no sea excesivamente difícil y que sea de propósito general. Python es perfecto: fácil de usar, es de uso general y está lleno de tutoriales, libros de cualquier nivel de dificultad, bibliotecas, comunidades de soporte. Obviamente, si te estás acercando a la programación por una razón específica (por ejemplo, necesitas hacer un análisis de datos o deseas crear una aplicación), debes encontrar el lenguaje que mejor se adapte a tus objetivos. Por ejemplo, para el análisis de datos, R o Julia podrían ser buenas opciones, mientras que para desarrollar aplicaciones para iOS deberías optar por Swift. Entonces, tómate un momento para comprender qué idioma es más adecuado para tus necesidades.

¿Quieres ir rápido? Toma un curso

Si no quieres castigarte con programas de autoaprendizaje, puedes optar por un curso introductorio. Existen excelentes cursos en línea (una opción que – para aprender a programar – puede representar una alternativa interesante) o tradicionales. Qué elegir depende del tiempo del que dispongas, del tipo de persona que seas y de la velocidad a la que tengas que ir. Talent Garden, por ejemplo, propone un curso muy completo y autónomo, el CodeMaster, que en solo unas pocas semanas, puede llevarte desde un principiante absoluto a ser capaz de escribir tus primeros programas. Luego, puedes continuar estudiando y practicando fácilmente por tí mismo, o puedes tomar otro curso menos general que te ayude a concentrarte en un aspecto o un idioma específico. Pero ten en cuenta que, como en tantas otras cosas, cuando se trata de programación, la práctica lo es todo. Así que no delegues todo lo que puedas hacer o aprender durante el curso. Ponte a prueba, experimenta, juega con el código: esta es la única forma de convertirte en un verdadero experto.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades