El síndrome del burnout, ¿podría mejorar trabajando en un coworking?

¿Alguna vez te has sentido abrumado, estresado y agotado por la carga de trabajo? Entonces, quizás estés sufriendo burnout. La falta de motivación, la frustración, y la irascibilidad también son algunos de los síntomas del ‘síndrome del trabajador quemado’.

El término burnout fue acuñado por primera vez en 1974, por Herbert Freudenberger, en su libro ‘Burnout: The High Cost of High Achievement’. Sin embargo, no fue hasta 2003 que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasificó como patología, y en 2019, cuando entró a formar parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11). 

Según la propia OMS, el burnout es el “resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito”. En este sentido, Freudenberger y muchos otros expertos afirman que puede deberse a la mala gestión por parte de las compañías, a una excesiva carga de trabajo, a las largas jornadas, la escasez de personal, un mal ambiente, la imposibilidad de separar la vida laboral y la vida privada,  la falta de apoyo por parte de la dirección o una mala relación con los superiores, entre otros factores. 

La última Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo apunta que el estrés afecta de manera casi constante a tres de cada diez españoles, lo que lo convierte en uno de los principales factores de riesgo para la salud física y mental en el siglo XXI, causante de un 25% de las bajas por enfermedad en España, equivalente a una media de 7,5 días de baja o absentismo por trabajador al año.

La Ley española 54/2003 sobre la prevención de riesgos laborales establece que las empresas tienen la responsabilidad de “garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo”, por lo que prevenir el estrés laboral debería ser una de las prioridades de todas las compañías. Sin embargo, tomar medidas eficaces como reducir la jornada laboral, aumentar la rotación de puestos de trabajo y proporcionar una formación y supervisión continuas, no es algo que esté a la orden del día. En general, las compañías suelen apostar por estrategias individuales, en lugar de sociales u organizativas. 

Las mujeres, ¿tienen más riesgo de sufrir este síndrome?

La pandemia ha amplificado el agotamiento laboral de los empleados en todos los ámbitos, pero ha sido especialmente grave entre las mujeres. Según el nuevo informe de McKinsey & Company y LeanIn.org, el 42% de las mujeres encuestadas afirmó que a menudo o casi siempre estaban agotadas, en comparación con el 35% de los hombres. El año pasado, también el 32% de las mujeres dijeron sentirse así, en comparación con el 28% de los hombres. El análisis también concluye que las mujeres responsables de la dirección de equipos tienen niveles aún más altos de burnout, alcanzando el 50%.

¿Por qué ir a trabajar a un coworking puede ayudar a prevenir el burnout?

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, sin embargo, también cuenta con algunos contras. Precisamente, estas desventajas han hecho que los espacios de coworking sean una muy buena alternativa al ‘Home office’. Muchas de las personas que trabajan en remoto eligen el coworking para aliviar y prevenir el agotamiento que les produce el trabajo. Quizá tú también deberías plantearte hacer lo mismo.

¿Te cuesta concentrarte? Dejar atrás la oficina y trabajar desde casa puede dificultar la concentración debido a las numerosas distracciones, que te impiden rendir al máximo. Un espacio de coworking elimina todas estas distracciones y te proporciona ese entorno de trabajo ideal, privado y alejado de todas los estímulos personales que tienes en casa. Te aleja de cualquier otra responsabilidad y te permite centrarte únicamente en tus objetivos.

Según el último informe anual 360º Wellbeing Survey 2020 de Cigna, Covid-19 Global Impact, el 74% de los españoles afirma vivir en modo always on, es decir, siempre conectados al trabajo, un aumento considerable causado en gran medida por el hecho de tener la oficina en casa. En este sentido, mezclar la vida profesional y personal puede ser uno de los principales motivos por los que aparece el burnout. ¿Dedicas gran parte de tu día al trabajo y cada vez menos a disfrutar de tu tiempo libre o de tu familia? No poder separar la vida en el hogar y tu espacio laboral puede llegar a frustrarte, por ejemplo, si a la vez que trabajas debes prestar atención a los niños o preparar la comida. Si este es tu caso, ir a un coworking cercano te permitirá desconectar. Sin duda, esto influirá para que seas mucho más productivo en tus horas de trabajo, conseguirás buenos resultados y éxitos habiendo dedicado menos horas, y así también podrás disfrutar verdaderamente del tiempo libre. Todo ello sin perder la flexibilidad que te dan estos espacios de trabajo y las ventajas de trabajar en remoto, ya que los miembros son libres de ir semanalmente, diariamente o mensualmente, sin ceñirte a un plan de trabajo rígido o a un horario.

¿Has oído hablar del Zoom burnout? Este término ha surgido durante la pandemia, según un estudio realizado en febrero 2021 por el Laboratorio de Interacción Humana Virtual de la Universidad de Stanford, la dificultad para captar la comunicación no verbal, el hecho de tener que mirarse constantemente a sí mismo y conversar en entornos digitales inmóviles son factores que han contribuido a un aumento nacional de la ‘fatiga del Zoom’ en el último año. Si eliges el coworking, seguramente tendrás que continuar con las videollamadas y las reuniones online, pero también podrás combinarlo con el contacto físico y real. Conocerás y pasarás tiempo con personas afines a ti laboralmente, incluso muchas posiblemente pertenezcan a tu sector y compartan tus intereses. Según los expertos, esta socialización puede aumentar la motivación, hacer que te esfuerces y mejorar tu productividad. Esta es una gran ventaja de los espacios coworking, y es que,  aunque muchos le restan importancia, estamos seguros de su eficacia para evitar el burnout. Estar, hablar y compartir con otras personas centradas en su trabajo te hará cambiar de perspectiva, volverás a pensar en formarte y ponerte al día para ser parte de la comunidad con tus nuevos proyectos. 

Si quieres prevenir el burnout y tienes la posibilidad de elegir tu entorno de trabajo, te recomendamos pasarte a un espacio coworking como Talent Garden. Un ecosistema de innovación que te permite disponer de un espacio integral en el que poder concentrarte, crear tu propio horario para ser más productivo y, en definitiva, alcanzar todo tu potencial. Tómate tu tiempo para adaptar tu estilo de trabajo, tus técnicas y tu personalidad al entorno, y verás como el agotamiento mejora.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades