La importancia de la transformación digital en las corporaciones

El mundo corporativo está viviendo una revolución que está cambiando por completo el día a día empresarial gracias a la digitalización. No quedarse atrás en esta frenética carrera es fundamental para mantenerse a flote.

Desde las entradas de cine a la reserva de una habitación al otro lado del mundo en el momento… La digitalización de nuestras acciones no solo ha entrado de lleno en nuestras vidas personales, sino que también ha cambiado de arriba abajo la naturaleza de nuestras empresas. 

De acuerdo con una encuesta elaborada por WSJ, la transformación digital fue la preocupación number one de la mayoría de directivos y CEOs estadounidenses en 2019. Es de esperar que en este atípico 2020, este reto se haya mantenido en el punto de mira de las corporaciones, sobre todo de aquellas que ven cómo les superan startups nativas del entorno digital. De hecho, durante la pandemia del coronavirus, su presencia ha sido clave, al tener más peso que nunca en el mundo digital.

Así es esta nueva era.

¿Qué es la transformación digital?

La transformación digital es un concepto muy amplio que hace referencia al uso e integración de tecnologías digitales para mejorar o crear desde cero los procesos de negocio relacionados con cómo funciona la empresa y cómo percibe a sus clientes. Se trata de una redefinición radical de cómo las organizaciones utilizan a día de hoy la tecnología a su alcance para cambiar su negocio.

Es un término tan versátil que los procesos de transformación digital pueden llegar a ser muy distintos para cada empresa, aunque todos tienen algo en común: se alejan de la concepción tradicional del funcionamiento empresarial y comprenden una redefinición en la forma de pensar de los empleados y directivos de una empresa.

¿Cuáles son las ventajas de la transformación digital?

La transformación digital es mucho más que el cambio del papel y el boli por la pantalla. 

La digitalización permite utilizar la tecnología para simplificar la forma en la que trabajan las empresas, haciendo más rápido y eficiente lo que antes se hacía a mano. 

Sin embargo, no es solo eso: con la transformación digital hemos redefinido la forma de entender los negocios: en lugar de cómo podemos hacer una cosa más rápido, nos preguntamos cómo puede la tecnología  ayudarnos a sacar el máximo partido de una empresa.

Esto conlleva algunas ventajas muy evidentes:

 

  • Es sinónimo de una mejor gestión de los datos: en la era de la analítica, la transformación digital conlleva sistemas para reunir y almacenar la información relevante y así facilitar posteriormente su uso y aplicación en otras áreas de negocio, como puedan ser las de Business Intelligence.
  • Reúne y ordena todos los recursos de una empresa: gracias a la tecnología, ahora es posible organizar e integrar todos los recursos de una empresa en un mismo entorno. 
  • Fomenta la agilidad y la productividad: con la transformación digital, las empresas pueden convertirse en más ágiles y eficientes, con estrategias de mejora continua adaptadas a los datos en tiempo real y con flujos de trabajo con una mejor comunicación entre sus distintos departamentos.
  • Apuesta por la innovación: el uso de la tecnología estimula la creatividad y las nuevas formas de aplicarla a procedimientos que hasta ahora jamás habían sido cuestionados.
  • Mejora la experiencia del usuario: vivimos en una era en la que gestionar las expectativas de los clientes es todo un reto, ya que suelen ser muy exigentes y todo esto en un mercado altamente competitivo. Por ello, la experiencia de usuario es el nuevo campo de batalla en el que la transformación digital puede marcar la diferencia, gracias a la información detallada y la mejora en procesos, como puede ser, por ejemplo, ofrecer una experiencia más personalizada al usuario.
  • Renueva la cultura empresarial: aquellas empresas que apuestan por nuevas formas digitales, suelen contar con una plantilla mucho más satisfecha y mayores índices de engagement entre los empleados, lo cual resulta en una mayor fidelización y un descenso en la rotación laboral.
  • Incrementa los beneficios económicos: reduciendo los costes y optimizando los gastos, la transformación digital puede ayudar a diseñar procesos para que los recursos se puedan aprovechar de forma más eficiente.

 

¿Cómo sacar el máximo partido a la transformación digital?

En esta era de la información, llevar a cabo los procesos empresariales de una forma correcta es vital para la supervivencia de las empresas. Por ello, aquellas que desean incorporarse al tren de la transformación digital, deben seguir algunos pasos fundamentales para alcanzar sus metas.

Estrategia, la clave del éxito

Cada estrategia tiene que adaptarse a la consecución de una meta y con la transformación digital ocurre lo mismo. Es esencial tener una visión transversal de hacia dónde se quiere ir y con qué herramientas se quiere trabajar: una estrategia clara será siempre sinónimo de una buena transformación digital.

Un cambio centrado en las personas

La tecnología es capaz de grandes cosas, pero también puede ser fría y deshumanizadora. Por ello, a la hora de abarcar el plan de transformación digital de una empresa, es esencial tener en cuenta en todo momento a las personas, ya sean empleados, clientes, usuarios, etc. Realizar testeos, recabar feedback y aplicar cambios en función de los datos de uso son muy buenas formas de asegurarse de que la transformación digital está beneficiando a quién debe: a las personas.

El secreto está en la ejecución

Como para tantas otras cosas en el mundo de los negocios, la hora de la verdad llega con el momento de ponerse manos a la obra. Sin embargo, la de la ejecución es la tarea en la que más empresas fracasan a la hora de dar el salto a la transformación digital. 

Y es que, aunque muchos empresarios tienen muy buenas intenciones, muchos parecen confundirse con la aplicación de la tecnología: la transformación digital precisamente consiste en trabajar mejor, lo cual no siempre significa más rápido.

Innovación a la medida de cada uno

Como ya hemos dicho, la transformación digital puede suponer cosas muy distintas para diferentes empresas. Con tanta amplitud, puede resultar difícil pensar en la transformación digital y por eso, es necesario conocer la naturaleza de cada empresa antes de tomar una decisión. Las herramientas o los procesos que le van bien a una corporación no tienen por qué servirle a las demás y entender esto puede ahorrar más de un quebradero de cabeza.

 

En Talent Garden ayudamos a las empresas a generar valor gracias a la transformación digital, desarrollando programas a medida que les doten de habilidades estratégicas y técnicas que les ayuden a afrontar los retos de este proceso. 

¿Quieres saber más? Visita nuestra web y conoce los diferentes programas para corporaciones que ofrece Talent Garden.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades