El periodismo en la era digital: una historia de adaptación al cambio

Siempre al azote del poder, el periodismo ha conseguido grandes cosas y ha sido motor de cambio en la historia de nuestras sociedades. La información en sí misma también ha sufrido una apasionante metamorfosis que puede, incluso, remontarse a la tradición oral y que en nuestros días cobra un especial significado con el salto digital, con una redefinición casi total del modelo de negocio periodístico. Aquí resumimos las claves.

Internet ha democratizado muchos aspectos de nuestra vida y la información es uno de los que más visiblemente ha resultado de este avance. Aunque muchos periódicos han dado el salto digital, creando contenidos de pago y comunidades bajo registro, crisis como la del coronavirus han puesto en jaque este modelo, con contenidos accesibles para todo el mundo.

Sin embargo, no todo es perfecto. El periodismo digital también ha supuesto algunos desafíos, tanto para los profesionales de la información como para la sociedad. 

La otra cara de la moneda

Muchos grupos de comunicación llevan años viviendo una de las más fuertes crisis del sector. El periodismo está sufriendo una fuerte reconversión, adaptándose a las nuevas tecnologías de la información y comunicación, como lo son las redes sociales, sitios web e internet, con la única finalidad de mantener informada a la sociedad. 

La multidimensionalidad que ofrece internet al periodismo ha hecho posible que los usuarios podamos formar parte escuchando, leyendo, interactuando e incluso ofreciendo nuestro propio contenido. Hoy en día, todos somos “un poco periodistas”, podemos compartir vídeos o información de acontecimientos casi al instante en el que está ocurriendo. Sin embargo, el periodismo ciudadano se ha convertido en uno de los principales generadores de fake news. Cada vez cuesta más distinguir lo real de lo inventado, y por ello han proliferado iniciativas como Maldita.es, importantes fuentes de verificación de noticias.

Desde que nació Internet, hemos podido acceder a la información casi desde cualquier lugar y de manera instantánea. Lo que ha sido la baza del ciberperiodismo también ha contribuido a esa carrera loca hacia la exclusiva y a convertirse en el primero, lo que implica que a veces, se cometen errores. Es cierto que ahora todo se puede modificar, pero antes, todo lo que se publicaba no se podía volver a modificar y por lo tanto, ofrecía más confianza al lector.

¿Cómo nos ha cambiado la vida el periodismo digital?

Las nuevas tecnologías entraron de lleno en nuestras vidas y la convivencia con ellas ha sido inevitable. Tanto es así que los profesionales han tenido que reinventarse, adaptarse a los nuevos canales de distribución, y contar historias de una manera diferente. 

Un espacio para la innovación

Cada vez son más los medios que cuentan con sus propios departamentos de innovación, donde no solo importa ofrecer información, sino cómo podemos contarla. El abanico de posibilidades que se ha abierto es inmenso. Todavía hay muchas herramientas que están en proceso de evolución como la realidad aumentada, periodismo inmersivo o ‘newsgames’ que aportarán un cambio importante a la forma de contar las historias. Ya podemos acceder a nuevas formas de contar historias:

  • Contenidos nativos de redes sociales
  • Narrativas transmedias, que combinan texto, podcasts y vídeos
  • Reportajes basados en el storytelling o scrollytelling
  • Mapas, gráficos o infografías

Con estos cambios, el nuevo perfil del profesional de la comunicación también entiende de análisis de datos o la experiencia de usuario. La innovación tecnológica y la vanguardia digital definitivamente definirán los días que están por venir, ¿se te ocurre un mejor momento para aprender nuevas habilidades digitales?

Una sociedad más involucrada

No menos importante ha sido la posibilidad de que los lectores formen parte de los medios pudiendo compartir sus opiniones, pensamientos y comentarios. Esto ha provocado el sentimiento de “comunidad”, un sentido de pertenencia, que ahora con los medios digitales y la bidireccionalidad, toma gran importancia.

Parece que ahora el periodismo está más pendiente que nunca de lo que demanda el lector. ¡Más contenido multimedia!, textos más breves y concisos, que en poco tiempo de lectura sepa de lo que se está hablando, por ejemplo, las redes sociales han sido el paraguas perfecto para el periodismo digital.

Un periodismo más consciente

Más allá de la prensa y sus lectores, las nuevas versiones electrónicas no necesitan papel. Esto, además de traducirse en una menor tala de árboles, supone la disminución de emisiones CO2. La industria papelera es una de las industrias que más huella de carbono tiene. También, al poder leer las noticias desde cualquier sitio, se reducen los desplazamientos para ‘comprar el periódico’.

La reducción en los costes es uno de los pesos que empujan la balanza hacia el lado de los medios digitales. En esta nueva era se prescinde de la industria papelera, la imprenta y la distribución de la prensa. Todo ello permitiendo que la prensa pueda apostar por un mejor contenido o un contenido más innovador. También para el bolsillo del lector, quien puede acceder a la gran mayoría de contenidos gratuitamente, además, con la globalización google traductor te ofrece la posibilidad de leer The Times o The New York Times. 

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades