The Do´s and Don´ts´a la hora de emprender

¿Tienes una idea de negocio que crees que puede ser rentable pero no te atreves a dar el paso? Desde Talent Garden te aconsejamos el ABC que debes hacer como emprendedor si quieres tener éxito. Como sabemos que la trayectoria al montar tu propio negocio nunca es sencilla, te traemos unos sencillos pasos que debes seguir, y los que no, para que el proceso sea mucho más simple.

¿Por qué es un buen momento para crear una empresa?

Durante los últimos diez años, la forma de crear empresas ha ido cambiando y adaptándose a los tiempos, no obstante, es ahora cuando se puede ver un gran contraste con respecto a hace una década. La nueva ley, creada por el gobierno, para startups o empresas emergentes sumado a la reforma del sistema de cotización de los trabajadores autónomos está renovado por completo el contexto actual para crear una empresa. Pero, esto no es una desventaja para los emprendedores actuales, todo lo contrario, los expertos creen que va a ser un gran impulso para este ecosistema empresarial.

Puede ser que nos encontremos en uno de los mejores momentos para emprender. La crisis que ha dejado la pandemia del Covid-19 es una gran oportunidad para lanzar tu idea de negocio al mercado. Si bien es cierto que ha afectado a todo tipo de empresas, tanto multinacionales como startups, el hueco creado por esta crisis hace que sea el momento perfecto para centrarse en ver que está en tendencia y así satisfacer las necesidades de estos nuevos clientes. La mejor manera de mantener feliz a un cliente actualmente es hacerle ver que sus necesidades se atienden de una manera rápida, sencilla y económica.

Tips para saber cómo hacerlo

Pese a encontrarnos en un buen momento para emprender y algunas condiciones puede que nos faciliten el camino, es muy importante saber qué cosas se pueden hacer antes y durante este proceso.

Aquí te dejamos las 3 cosas que debes hacer y las 3 que debes evitar a la hora de emprender.

QUÉ HACER:

  1. Medir objetivamente tus habilidades y tu formación frente a la competencia potencial.

Cuando desconoces la competencia y te vas a adentrar en un mercado nuevo, es importante analizarlo, pero es igual de importante analizarse a uno mismo. Esto sirve para ver las capacidades que se tienen para afrontar el crecimiento de la empresa o situaciones que se pueden complicar.

  1. Probar el mercado del producto o servicio antes de empezar o ampliarlo.

Si la startup que estabas pensando en lanzar está centrada en la venta, lo mejor es probar una muestra y ver si es rentable antes de dar el paso. Decidir comenzar la producción de un producto sin saber si es viable puede ser muy arriesgado ya que no asegura una venta segura. 

  1. Hacer un análisis comparativo de todas las oportunidades que estás considerando.

Dedicar tiempo al estudio de las oportunidades que son viables y las que no dan una perspectiva de futuro a la empresa que puede ser muy beneficioso a la hora de asentar el negocio. Tener un análisis comparativo de todas las oportunidades que estás considerando puede ser determinante en la elección y, por ello, en el futuro de la empresa. Un buen ejercicio que se puede hacer es el análisis DAFO

QUÉ NO HACER:

  1. Dejar tu trabajo antes de haber completado los planes de puesta en marcha.

Siempre es bueno tener una idea de negocio y encontrarte con ganas de hacerlo realidad, pero si tienes un trabajo durante este proceso, es mejor mantenerlo durante las primeras fases, durante el desarrollo de la idea. Una vez los cimientos del nuevo negocio estén consolidados y, por consiguiente, requiera una mayor dedicación de tiempo, es el momento de dejar el trabajo y centrarte al 100% en la startup.

  1. Considerar la posibilidad de operar un negocio en un campo que no te guste.

Si no te gusta el sector en el que estás pensando abrir tu nuevo negocio, igual no es lo más indicado. Crear un negocio desde cero significa invertir muchas horas al proyecto. Por ello, es esencial que el campo elegido sea de tu agrado. Si no sientes ese entusiasmo o gusto por el área elegida, lo más probable es que te acabes quemando y no le dediques el tiempo y dedicación que necesita.  

  1. Tener prisa por seleccionar un negocio. No hay penalización por las oportunidades perdidas

Todo proceso lleva su tiempo, entonces ¿por qué meter prisa a algo que necesita mucha dedicación? Lo mejor es ir poco a poco, destinar la atención necesaria a cada proyecto, a cada paso del proceso. Desde el primer brainstorming, la elaboración de la marca hasta el lanzamiento. Dedicar el tiempo necesario en cada parte es elemental para que en un futuro la empresa funcione de una mejor manera.

Además, te recomendamos pasarte a un espacio coworking como Talent Garden. Un ecosistema de innovación que te permite disponer de un espacio integral en el que poder concentrarte, crear tu propio horario para ser más productivo y, en definitiva, alcanzar todo tu potencial. Tómate tu tiempo para adaptar tu estilo de trabajo, tus técnicas y tu personalidad al entorno, y verás lo sencillo que es el proceso.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades