Autoestima laboral: qué es, por qué es importante y cómo mejorarla

La autoestima nos afecta en todos los ámbitos de la vida, trabajo, familia, ocio, relaciones… Tener una buena autoestima nos ayuda a tener más confianza en nosotros mismos, ganar seguridad y valorarnos. En el trabajo, factores como el entorno, las opiniones o las actitudes de los compañeros pueden afectar a la autoestima laboral y, sin embargo, mejorar nuestra confianza no depende de los demás, sino de nosotros mismos. 

¿Qué es la autoestima laboral?

La autoestima laboral es la percepción que tenemos de nuestro desempeño en el trabajo y se suele medir en base a lo que creemos que hacemos y lo que creemos que deberíamos hacer. 

Cuanto más fuerte sea nuestra autoestima, más probable será que seamos capaces de lidiar con los obstáculos y desafíos del día a día y de mantenernos en la lucha, incluso después de haber fracasado.

En muchas ocasiones, la autoestima se usa indistintamente para referirse a autoconfianza o autoeficacia. La confianza es la capacidad de creer en nuestro propio juicio y habilidades, y la autoeficacia es cuando nos vemos a nosotros mismos dominar nuestras habilidades y alcanzar metas. 

¿Por qué es importante tener buena autoestima laboral?

Las personas con baja autoestima a menudo dudan de sus decisiones y capacidades, y siempre buscan la aprobación y validación, tanto de su jefe como de sus compañeros. Esto puede entorpecer su desempeño, nublar su juicio e, incluso, llegar a paralizarles.

Por este motivo, desarrollar una buena autoestima es un viaje largo, pero imprescindible. Mientras que la confianza viene del ‘hacer’ -cuanto más veces hacemos algo, más confianza tenemos para desarrollar el trabajo-, la autoestima viene del respeto hacia uno mismo y hacia el camino que laboral que quiere desarrollar. 

Una buena autoestima nos permite ganar confianza y sentirnos más seguros en nuestras acciones, además, nuestra actitud será más positiva y nos sentiremos capaces de afrontar más retos o tomar decisiones. 

Para las empresas es fundamental fomentar la autoestima de sus trabajadores, pues esto hará que el equipo esté motivado, sea más productivo, se consigan mejores resultados y haya ganas de ir a por más. 

5 claves para aumentar la autoestima laboral

Además de que las empresas promuevan el desarrollo personal y las habilidades de los empleados, cada persona puede seguir diferentes estrategias para trabajar en su autoestima y su confianza:

1| Trabaja en tu confianza a diario y no dudes de tus habilidades

Toma perspectiva y analiza tu experiencia, ¿eres consciente de lo que has sido capaz de hacer hasta ahora? El afán del día a día, muchas veces nos hace perdernos y ser conscientes de los éxitos logrados. Este es un ejercicio necesario para empoderarnos y no perder el foco sobre lo importante. 

2| Aprende constantemente

La formación constante, adquirir nuevos conocimientos y repoblar el currículum con mayores capacidades te hará sentirte más capaz. También es importante afrontar nuevos retos que nos hagan sentirnos útiles y preparados para todo. ¡Sal de tu zona de confort!

3| Presta atención a tu lenguaje corporal

Asegúrate de que tu lenguaje corporal está comunicando lo que deseas compartir con el resto: confianza, asertividad, responsabilidad… Si quieres tener una buena autoestima, es imperativo que hables de ti mismo como si fueras tu mejor amigo. Elimina el lenguaje negativo con el que te hablas a ti mismo. 

4| Concéntrate en tus fortalezas y conoce tus debilidades

¿Conoces la matriz DAFO? Este ejercicio tan conocido en materia empresarial, es en muchas ocasiones una oportunidad de mejora personal. Si dudas de tus capacidades o habilidades, esto te permitirá evaluar e identificar tus debilidades para poder compensarlas con tus fortalezas.

5| Cambia de actitud: empodérate

Deja de complacer a los demás, céntrate en ti, pon el foco en este nuevo camino y diviértete cambiándolo. Aprende a decir ‘no’, decir ‘sí’ a todos y todo envía un mensaje a nuestro subconsciente de que estamos en segundo lugar. No te compares con los demás, aprovecha lo que estás conociendo de ti mismo. Deja de ser tan perfeccionista, solo tú conoces tu propio valor, la perfección no existe, pero tú sabes en qué destacas. Por último, y si hace falta, ¡vístete para el éxito! 

Si quieres recibir más contenido de Talent Garden en tu inbox, haz click aquí para suscribirte a nuestra newsletter ¡y no te pierdas las novedades!

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades