¿Cuántas veces has pensado en dejar tu trabajo en los últimos meses?

El pasado 31 de marzo, Talent Garden acogió un coloquio para hablar del #GreatResignation, un movimiento que supone una nueva oportunidad para cambiar la forma en la que las empresas gestionan las expectativas de sus empleados y retienen el talento en sus organizaciones

Detrás de #GreatResignation se esconde la reivindicación de la vida personal e identidad propia, más allá de nuestro salario o profesión. No es un concepto baladí, ya que según los últimos informes del Departamento de Trabajo, 4,5 millones de personas dejaron sus empleos en Estados Unidos en Noviembre del 2021.

La tendencia comienza a despuntar fuertemente en Europa y también en España. El estancamiento de los sueldos, la precariedad laboral, estrés y ansiedad, la insatisfacción profesional, la cultura tóxica en algunas empresas, entre otros factores, han hecho que millones de empleados estén renunciando voluntariamente a sus trabajos.

Para romper con este contexto, Talent Garden organizó en su campus de Madrid un evento para mostrar la importancia que #GreatResignation comienza a tener y tendrá en el sector de los recursos humanos.

¿Cuántas veces has pensado en dejar tu trabajo en los últimos meses?”, comenzaba preguntando al público Gonzalo Torres, director general de Talent Garden España. 

“No solo se trata de renunciar o cambiar de trabajo, sino de las ansias de los empleados de tomar el control de su vida laboral y personal. Estamos ante un movimiento empoderador”, añadió.

Junto a Gonzalo Torres, que ejerció como moderador, el evento estuvo protagonizado por Marisa Elizundia de Emotional Salary Barometer, Daniel Truran de B Corp y Celia Selmes de Cabify

La charla giró en torno a una vertical esencial para el sector: cómo retener el talento en la empresa y lograr que el trabajo encaje en la vida personal de los trabajadores, en lugar que la vida personal de los trabajadores encaje en el trabajo.

¿Por qué trabajas? Si quitas el factor económico por qué lo haces

La primera speaker fue Marisa Elizundia de Emotional Salary Barometer: “No solo debemos fijarnos en el salario económico, también es muy importante el salario emocional”. 

“El salario emocional debe estar siempre en continua actualización, es muy fácil acostumbrarse a él, y muy pronto tenemos nuevos sueños y nuevas metas”, añade Elizundia. 

“La vida profesional es la parte que más tiempo ocupa en nuestras vidas, mucho más que socializar, hacer ejercicio o ver la tele. Durante la pandemia nos dimos cuenta de esto y empezamos a entenderlo en su contexto, el trabajo para tener un sustento económico que dedicamos a vivir”. 

“Por eso es tan importante compaginarlo con el salario emocional, hay que pedir aquello que creemos que necesitamos: autonomía, formación en nuevas habilidades, flexibilidad, mayor pertenencia, etc». 

 Nunca hemos sido tan libres, nuevas formas de entender el trabajo

El siguiente speaker fue Daniel Truran de B Corp: “Es el momento perfecto para rediseñar y pensar. Debes preguntarte, ¿por qué existe tu empresa?, ¿existe para algo más que para generar beneficios?”. 

“Las empresas solían tener un fuerte control de los trabajadores, sin embargo, con el trabajo desde casa nos hemos sentido cómodos, incluso más libres, y hemos cambiado mucho nuestra mentalidad, incluso hemos reinventado nuestras habilidades. Todo ello propiciando la pérdida de poder de las organizaciones con respecto a las decisiones de sus empleados”. 

“Doy clases de innovación, y cuando pregunto a los chicos qué quieren ser, me decían funcionario, ahora también me dicen que quieren ser influencers, una muestra de la búsqueda de comodidad frente a la creatividad y el protagonismo”. 

El último turno fue para Celia Selmes de Cabify: “El cambio es real y se está viendo en las organizaciones, son cada vez más horizontales, en este sentido se tiene cada vez más en cuenta la opinión o los criterios del trabajador”. 

The Great Reimagination, The Great Reset y The Great Realization son narrativas que explican cómo estamos re-imaginando el papel del trabajo en nuestras vidas, sin embargo, la pregunta es: ¿quién ha dejado su trabajo lo ha dejado por algo mejor”, señalaba Selmes.

“Quizá eso no podemos saberlo, pero de lo que estamos seguros es que hemos priorizado nuestra vida personal frente al trabajo. Hemos tenido un momento para parar y pensar si estamos en el lugar adecuado. Y si no es así, nos hemos planteado buscar un nuevo trabajo.”.

12 abril 2022

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades