Entrevista de trabajo: fortalezas y debilidades

Obtener una entrevista de trabajo es solo la mitad de la tarea… ¡la otra mitad es aprobarla con éxito y conseguir ese trabajo! Por supuesto que debes hacer las preparaciones habituales: revisar tu currículum y llevar contigo una copia impresa, estudiar qué hace la empresa y cómo puedes contribuir con tu trabajo, ser sincero y tratar de no mostrar demasiada ansiedad. Pero, sobre todo, tienes que pensar de antemano qué preguntas podría hacerte el entrevistador y preparar unas respuestas.

 

Una de las preguntas más comunes es definitivamente la infame «¿podría decirme cuáles son sus fortalezas y debilidades?». Debes estar preparado para responder de una manera que parezca sincera pero que al mismo tiempo no revele aspectos inadecuados para el trabajo. Así que examinemos algunas respuestas estratégicas a esta pregunta clásica de la entrevista.

 

En primer lugar: ¿por qué los entrevistadores siguen haciendo esta pregunta?

La respuesta es simple, los entrevistadores te preguntan sobre tus fortalezas y debilidades porque quieren conocerte mejor, para entender qué tipo de empleado serías. ¿Eres tu honesto? ¿Eres capaz de ser honesto contigo mismo? ¿Cómo enfrentas las críticas? ¿Cómo interpretarías el papel en cuestión? Por lo tanto, si deseas conseguir el trabajo, tienes que intentar comprender qué tipo de persona la empresa está buscando y, obviamente, tienes que evitar resaltar ciertas características que podrían dar una mala impresión de ti.

En cualquier caso, una cosa es segura: no están pidiendo para descubrir puntos débiles ocultos, así que mantén la calma y muestra confianza. Ésta no va a representar la cuestión decisiva. Sin duda es una pregunta importante, pero irá acompañada de todos los demás elementos sobre los que tienen que decidir.

 

Cómo responder sobre fortalezas

Comprender tus fortalezas y debilidades puede ayudarte a definir cómo te adaptas bien al perfil que la empresa está buscando. Primero, investiga un poco en el sitio web de la compañía y en sus canales sociales y comprende lo que necesitan. Luego, prepara un breve discurso que destaque, posiblemente utilizando casos concretos de la vida real, cómo tus fortalezas podrían contribuir al logro del objetivo de la empresa. ¡Que sea breve! No deberías consumir todo tu tiempo hablando de esto.

 

Intenta ser una especie de narrador, haz que tu historia sea interesante. Tu objetivo es demostrar que eres el mejor candidato para ese puesto, ¡así que tenlo siempre en cuenta! Muestra al entrevistador cómo tus habilidades y experiencia podrían ayudar a la empresa. Elige una o dos fortalezas principales importantes para el puesto. Enumerar 10 fortalezas tendrá menos impacto, así que solo considera las que pueden contribuir más al desarrollo de la empresa.

 

Cómo responder sobre las debilidades

En esta fase, evita mostrar debilidades en áreas que pueden ser críticas para el puesto. Entonces, si el rol requiere por ejemplo una cantidad considerable de trabajo en equipo y colaboración, ¡es mejor evitar decir que prefieres trabajar solo!

 

Lo mejor es preparar con antelación algunas respuestas que puedes personalizar para cualquier ocasión. Nunca caigas en trampas como enmascarar fortalezas por debilidades, como cuando afirmas «Trabajo demasiado» o «Soy demasiado preciso», porque en ese caso es obvio que estás tratando de no responder a la pregunta directa del entrevistador. En su lugar, enseña (utilizando la misma estrategia narrativa que antes) cómo tus debilidades y cómo enfrentarlas te ayudaron en tu proceso de crecimiento personal y profesional. Agrega una historia de ejemplo de cómo y cuándo surgió tu debilidad durante tu vida laboral. Por supuesto, nunca dejes estas preguntas sin respuesta pero, al mismo tiempo, no te pierdas en listas demasiado largas.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades