Soft Skills, ¿cómo pueden ayudarte en el trabajo y en tu desarrollo profesional?

Seguro que alguna vez has hecho una entrevista de trabajo en la que te han preguntado sobre las habilidades y aptitudes que puedes aportar al puesto, o te han colocado en un caso hipotético para que expliques cómo resolverías una situación compleja.

Este tipo de pruebas a la hora de contratar empleados no son casualidad, se deben a que cada vez más, las empresas valoran las habilidades del siglo XXI, también conocidas como Soft Skills. De hecho, un reciente estudio de Udemy Business recalca que dos de las habilidades más solicitadas por las empresas en el 2022 son la productividad y colaboración.

Las Soft Skills o habilidades blandas son las distintas cualidades y competencias que configuran el comportamiento individual y adquieren importancia de cara a nuestro perfil profesional en el ámbito empresarial. Tal es su importancia que pueden llegar a entrenarse, ya que en gran medida se trata de las capacidades aprendidas a través de la experiencia, por lo que siempre están sujetas a cambios y a mejoras.

Si estás pensando en cómo potenciar tus Soft Skills en el mundo laboral, muy atento, vamos a contarte más acerca de ellas y de cómo pueden ser un gran incentivo en tu desarrollo profesional.

¿Qué son las Soft Skills o habilidades blandas?

En castellano se habla de Soft Skills como habilidades o competencias blandas, que actúan como factores determinantes en la forma de interactuar con el entorno, y como tal, influyen en el ámbito laboral y el trabajo en equipo.

Desde la empatía y etiqueta al pensamiento analítico, todas las personas poseemos Soft Skills en mayor o menor medida, que hemos ido adquiriendo en función de nuestras vivencias y configuran los atributos personales que definen nuestra inteligencia emocional.

Ya sabemos lo que son las Soft Skills a grandes rasgos: son habilidades subjetivas, interpersonales y no pueden cuantificarse. Pero, para entender verdaderamente su significado, vamos a ver lo que no son o su contraposición, qué son las Hard Skills. Las Hard Skills son habilidades aprendidas y fáciles de cuantificar, ya que se aprenden a través de la formación, como son los idiomas, títulos o manejo de determinados materiales.

El porqué de su importancia en el mundo laboral

Cada vez son más las empresas que buscan fortalecer su departamento de Recursos Humanos para potenciar un ambiente laboral que garantice un rendimiento óptimo. Por eso las Soft Skills han ganado mayor importancia en los últimos años. Un análisis,  elaborado en 2021 por la compañía tecnológica iCIMS Inc., reveló que las tres principales habilidades que buscan los reclutadores en un posible candidato para un puesto de trabajo son la resolución de problemas, la adaptabilidad y la administración del tiempo.

La importancia de las Soft Skills viene determinada porque a diferencia de las Hard Skills o habilidades duras, estas no se centran en tareas específicas, sino que pueden aplicarse ampliamente en diversos puestos de trabajo o sectores de la industria. Son un requisito imprescindible no solo para conseguir una oportunidad laboral, sino para mantenerla y crecer hacia el éxito profesional.

Como venimos diciendo, en los últimos 10 años han cobrado gran importancia, convirtiéndose en toda una prioridad a la hora de formalizar un contrato, ya que los líderes de negocios valoran las Soft Skills como requisito esencial para sus empresas.

Estas son las Soft Skills más demandadas del momento

Las habilidades blandas que los ejecutivos suelen valorar, son aquellas que dotan a un trabajador de inteligencia emocional a través de competencias en comunicación y relaciones interpersonales:

  •         La adaptabilidad como la capacidad de afrontar los desacuerdos con diplomacia y respeto.
  •         Gestión del tiempo para mantener un nivel de estrés bajo.
  •         Empatía y conciencia situacional.
  •         Ambición hacia el crecimiento laboral y desarrollo profesional.

En general, todas las Soft Skills son relevantes a la hora de ser un buen candidato para un puesto de trabajo, pero hay seis de ellas que resultan claves y son las más demandadas en el siglo XXI:

  1.    Comunicación: una expresión verbal y escrita clara es algo esencial en cualquier puesto de trabajo, pero en este caso se va más allá valorando que la comunicación sea adecuada y asertiva. Un estudio de Udemy Business sobre las tendencias de aprendizaje y habilidades más demandadas en el 2022, señala que, de las habilidades emergentes de comunicación y trabajo en equipo, la asertividad ha crecido en un 250%.
  1.   Fit Cultural: si existe compatibilidad entre los valores de la persona y la empresa, será mucho más probable que el trabajo resultante sea exitoso. Por eso es importante para los líderes empresariales que existan valores culturales compartidos entre su filosofía laboral y la de sus trabajadores.
  2.   Gestión del tiempo: puede que esta habilidad blanda sea de las menos conocidas, pero sigue adquiriendo especial relevancia en la vida laboral moderna. El saber organizar el tiempo para un aprovechamiento efectivo del mismo frente a las demandas que van surgiendo en el día a día, es algo vital en el entorno profesional actual.
  3.   Liderazgo: no todas las personas disponen de capacidad para liderar de forma instintiva los respectivos equipos dentro los equipos, por lo que esta Soft Skill es muy demandada por las empresas. 
  4.   Manejo del Storytelling: básicamente consiste en saber organizar los pensamientos y datos integral y holísticamente. Este Soft Skill es el más novedoso de los últimos años, pero está adquiriendo relevancia. Saber cómo contar una historia puede ser una gran ventaja a nivel competitivo.
  5.   Resolución de problemas: en cualquier ámbito laboral se presentan obstáculos que dificultan el entorno de trabajo, por lo que el poder resolver problemas es algo básico. El superar estos inconvenientes con eficiencia y efectividad requiere a su vez de otra habilidad: la escucha activa.

 Además de los mencionados, en la actualidad las empresas también atienden a otras Soft Skills, como son la productividad personal, el pensamiento crítico, el manejo del estrés y la creatividad.

Consejos para perfeccionar tus Soft Skills

Si bien las habilidades blandas son competencias adquiridas subjetivamente a través de la experiencia y forman parte de la conducta del individuo, existen cinco trucos para mejorarlas:

  1.   Programas formativos relacionados con el desarrollo del trabajo en equipo, estimulación del pensamiento creativo y la mejora de comunicación.
  2.   Cultura empresarial, de cara a favorecer el crecimiento personal para que la formación tenga impacto a la hora de promover la aplicación de las distintas habilidades en la vida cotidiana.
  3.   Feedbacks precisos, más allá de una supervisión o evaluación, son las actividades de retroalimentación grupal las que fomentan la adaptación de los trabajadores a su rol en la empresa.
  4.   Objetivos bien marcados, ya que al tratarse de habilidades blandas conviene que se estimulen las capacidades comunicativas, programación de actividades en las que participen los miembros de la empresa y se marquen objetivos relacionados de cara a una buena productividad y rendimiento.
  5.   Asignación de responsabilidades añadidas, que vayan más allá de las que se realicen de forma cotidiana y permitan a la persona proponerse metas diarias que se trabajen las Soft Skills ya adquiridas. 

Si estas interesado en las Soft Skills y quieres aprender más de ellas el próximo 22 de marzo de 2022 tendrá lugar en nuestro campus de Madrid un debate en formato mesa redonda con expertos en este tema. Puedes registrarte para conseguir tu entrada aquí. 

 

 

8 marzo 2022

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades