La gestión de proyectos como habilidad: ¿Por qué es tan importante?

Todos los que han trabajado en un contexto en el que grupos de personas intentan realizar determinadas tareas han experimentado la diferencia entre un proyecto que está bien estructurado y gestionado y uno que no lo está. No importa qué tan bueno sea el equipo, qué tan genial sea la idea, cuántos recursos invierte la empresa en ella, si no hay una gestión de proyectos sólida detrás para mover los hilos, el proyecto se vuelve demasiado complicado, más lento de lo esperado y, a veces, puede correr el riesgo de no concluirse. Puede parecer algo de lo que puedes prescindir, pero la gestión de proyectos es un activo crucial de una empresa y es una habilidad importante que el departamento de Recursos Humanos debe buscar al contratar personas.

¿Qué significa ser un buen director de proyectos?

Hay varias capacidades que tiene que poseer un buen administrador de proyectos. Desde el liderazgo hasta la comunicación, desde la gestión de riesgos hasta la gestión del tiempo, desde la resolución de problemas hasta la organización y el enfoque, desde el pensamiento crítico hasta el coraje, desde la adaptabilidad a la empatía, desde la resolución de conflictos a la negociación. Un gerente de proyecto debe ser capaz no solo de comprender lo que hacer para alcanzar un objetivo, sino también tiene que componer un equipo adecuado y motivarlo. Debe poder cambiar de dirección cuando ocurre un bloqueo y perseverar cuando sea necesario. Debe ser una persona que soluciona problemas, pero también necesita reconocer sus límites y pedir ayuda cuando no puede llegar a una solución solo. Por supuesto, todas estas habilidades se aprenden, con cursos o con la práctica. Pero un buen director de proyectos puede combinar a la perfección todas estas competencias. El resultado de esta combinación es algo único, que podemos llamar habilidad de gestión de proyectos.

Por qué las habilidades de gestión de proyectos son esenciales para una empresa

Decir que la gestión de proyectos es una habilidad imprescindible para los directores de proyectos es bastante obvio. Y, por supuesto, es vital para una empresa contratar personas capaces. Sin embargo, si cambiamos nuestro punto de vista, nos damos cuenta de que la gestión de proyectos como habilidad es de hecho fundamental no solo para los gerentes de proyectos, sino para cualquier persona dentro de la empresa (e incluso, ampliando nuestra perspectiva, dentro de toda la sociedad, como nos estamos acercando a lo que podemos llamar una «economía de proyectos»).

Pues, en algún momento, todo el mundo se encontrará en una situación de gestión de un proyecto, por pequeño que sea. Por eso, se trata de una cualidad imprescindible para todos los que quieren trabajar de la mejor forma posible. Es por esta razón que cada vez más organizaciones requieren que todos los trabajadores, no solo los gerentes de proyecto designados, posean y/o aprendan estas habilidades. Y así, paradójicamente, la formación en gestión de proyectos se ofrece más a los no directores de proyectos que a los propios directores.

Habilidades de gestión de proyectos para los no directores de proyectos

Aparte de las habilidades mencionadas anteriormente, los verdaderos gerentes de proyectos logran su trabajo aprendiendo cómo incorporar nuevas herramientas, procesos y técnicas. Esto puede ser extremadamente útil también para los profesionales que, por cualquier motivo, deben aprender y aplicar habilidades y procesos de gestión de proyectos en la empresa. Cualquier trabajador, desde líderes de equipo hasta gerentes de producto, desde gerentes de TI hasta analistas, puede beneficiarse de este tipo de capacitación y debe emprender un camino similar, porque las capacidades de gestión de proyectos tienen que formar parte del bagaje cultural de cualquier profesional serio.

Incluso si nunca has tenido la oportunidad de aplicar activamente estas capacidades, aprender estas habilidades te ayudará enormemente. Por ejemplo, puedes ser miembro de un equipo de gestión de proyectos, por lo que no se te solicita que tomes decisiones por tu cuenta. Sin embargo, aprender la terminología, las técnicas clave y los principales problemas que puede enfrentar un Project Manager, aplicar protocolos de comunicación clave y comprender los roles y necesidades de otros miembros del equipo te pueden ayudar enormemente en la forma de hacer las cosas en tu trabajo.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades