Los 12 principios del Manifiesto Ágil

El Manifiesto Ágil es el establecimiento de las más recientes metodologías de gestión de proyectos. Esta metodología está respaldada por 12 principios básicos. Los gerentes de proyecto utilizan estos principios para brindar servicios/productos sin precedentes, con calidad y valor, mientras se mantienen dentro del alcance de los requisitos del proyecto.

Lo que comenzó como una ayuda para el desarrollo de software ahora se ha transformado en una forma de pensar ampliamente reconocida y aplicada para la gestión de proyectos. Hoy en día, los equipos de desarrollo de software aplican metodologías ágiles, así como prácticamente toda la alta dirección empresarial.

Los 12 principios son los valores centrales de los sistemas que se desarrollan bajo la idea del «Movimiento Ágil». Representan una cultura en la que el cambio se acepta con gusto y el cliente es el centro del proyecto. Además, demuestran el objetivo del desarrollo expresado por Alistair Cockburn, uno de los visionarios del Manifiesto Ágil, que es llevar el desarrollo de software a la misma sintonía con las necesidades comerciales. En este artículo, examinamos más de cerca estos principios y discutimos lo que significa cada uno de ellos.

 

Los 12 principios de la metodología Ágil

 

  1. Satisfacer al cliente mediante una entrega temprana y continua

Si tardamos demasiado en desarrollar y entregar el producto final, seguramente esto no satisfará al cliente. Esto es considerablemente más importante ahora que en épocas anteriores del desarrollo de software. Los clientes están utilizando más programas para una amplia gama de tareas. Además, están acostumbrados a tener actualizaciones consistentes. Entonces, cuando nos piden algún cambio, no quieren esperar mucho tiempo antes de verlos.

 

  1. Bienvenidos los requisitos cambiantes, incluso al final del desarrollo

En el mercado actual, el cambio es constante. Las metodologías anteriores para hacer frente a los requisitos cambiantes estaban evolucionando hacia atrás. Se elaboraron documentos detallados y bien escritos antes de que comenzara el desarrollo y se fijaron de por vida prestando poca atención a los nuevos descubrimientos. Los principios ágiles respaldan la evolución de los mercados, las necesidades de los clientes, la competencia feroz y el cambio de dirección cuando es necesario.

 

  1. Proporcionar con frecuencia software funcionales

Este principio se volvió esencial debido a las amplias medidas de documentación que eran importantes para la planificación en el desarrollo de software. De manera coherente, al reconocerlo, disminuirás el tiempo que estás planeando e invertirás más energía en el manejo de tus proyectos. Al final del día, tu equipo realmente será capaz de moverse de una manera más ágil.

 

  1. Los empresarios y los desarrolladores trabajan juntos a diario

El método Ágil enfatiza que los socios, clientes e ingenieros trabajan juntos para lograr los objetivos del proyecto. Esto reduce los riesgos involucrados en el desarrollo del proyecto, al centrarse en la correspondencia y la colaboración. Además, cuanto más intensamente se asocia la administración con el proceso, más simple es para ellos identificar los desafíos que enfrentan los ingenieros y las implicaciones de los cambios realizados en el desarrollo.

 

  1. Desarrollar proyectos en torno a personas motivadas

Un equipo ágil es un grupo lo suficientemente experimentado y confiable como para crear software de calidad. Esto requiere una cantidad específica de confianza. En cualquier caso, si no puedes confiar en tus ingenieros, no deberías participar en el proyecto. Con la orientación, el entorno y las herramientas adecuadas, los ingenieros motivados se sentirán capacitados para entregar un proyecto de alta calidad.

 

  1. Transmitir información a través de una conversación cara a cara

Las conversaciones cara a cara son uno de los mejores métodos de correspondencia. Tienes una idea clara de lo que siente la otra persona sobre una tarea o característica específica. Sin embargo, este estándar no propone que todos los colegas deban participar en la comunicación cara a cara todo el tiempo. Más bien se refiere a la forma en que se debe motivar a las personas para que establezcan canales de correspondencia directa y una mayor transparencia.

 

  1. El software funcional es la principal medida de progreso

Cuando te concentras en seguir el plan, puedes ponerte al día fácilmente con la actualización de la documentación, lo que te quita la concentración al objetivo del proyecto. Pero cuando el software constituye la medida esencial del progreso, lo elevas al punto focal del proyecto. ¡Nunca te pierdas la marca real!

 

  1. Mantener un ritmo constante de forma indefinida

Los equipos de proyecto sienten el inconveniente significativo del agotamiento cuando trabajan en un proyecto durante un período de tiempo prolongado y, lamentablemente, este es un problema común en los proyectos de software. Para evitar esto, la metodología Ágil recomienda el trabajo a realizar en sprints, ya que una gran carga de trabajo puede ser inconveniente y puede afectar la motivación del proyecto. Los responsables de proyectos senior o los gerentes de scrum deberían establecer inicialmente la velocidad adecuada para que los ingenieros sean más viables.

 

  1. Prestar atención continua a la excelencia técnica

La atención constante a la excelencia técnica y un plan sólido actualiza la agilidad. En un entorno de desarrollo de software, este principio permite a los equipos crear un programa que funcione, así como un producto de primer nivel. Por lo tanto, los cambios en el código serán más reacios a afectar negativamente a los errores y averías.

 

  1. La simplicidad, el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial

Esta regla debe ser un esfuerzo continuo. Los equipos ágiles necesitan percibir que siempre hay una oportunidad para mejorar. La innovación nos brinda métodos más flexibles y simples para hacer las cosas. La investigación en gestión de proyectos ayuda a los gerentes y empresas a trabajar constantemente en sus prácticas para maximizar los resultados y reducir el esfuerzo.

 

  1. Los equipos se autoorganizan

Este principio significa aquellos equipos talentosos e inspirados que tienen un conjunto de habilidades dinámicas, se hacen cargo, discuten consistentemente con otros colegas y ofrecen ideas que ayudan a entregar productos de calidad. A intervalos regulares, los equipos miran hacia atrás para ver cómo ser más eficientes y luego se autoorganizan en consecuencia.

 

  1. Los equipos miran retrospectivamente y ajustan el comportamiento

La reflexión sobre el progreso o los reveses pasados ​​y los métodos capaces de cambiar para hacer frente al fracaso es lo que hace que el Manifiesto Ágil tenga tanto éxito. Hacerlo requiere comunicación, retroalimentación, comprensión de estrategias ágiles y un entorno que potencie tanto el desarrollo como el aprendizaje de los fracasos. Ningún equipo se desempeñará con éxito todo el tiempo, pero un equipo responsable, educado y capaz puede trabajar en sí mismo tomando los pasos correctos para desarrollar aún más su progreso.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades