Día Internacional de la Igualdad Salarial: eliminando la brecha de género

El 10 de septiembre de 2020 se convierte en el Día Internacional de la Igualdad Salarial, un día en el que Naciones Unidas demuestra su compromiso para conseguir un salario justo por un trabajo de justo valor (“igualdad de salario por un trabajo de igual valor”). Es el quinto de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs) de la ONU, los objetivos que subyacen a la Agenda 2020 de Desarrollo Sostenible, que es de hecho un logro para la lucha por la Igualdad de Género. La desaparición de toda forma de discriminación y, por lo tanto, también de discriminación de género de mujeres y niñas trabajadoras, no solo representa el logro de uno de los derechos humanos básicos, sino que también juega un papel fundamental en la aceleración del desarrollo sostenible: de hecho, implicaría un efecto común en muchas de las otras áreas de desarrollo. Aprovechar el talento de un tercio de la población tiene un efecto inmenso en el crecimiento, la competencia y la capacidad de mirar hacia el futuro de la economía y de las empresas en todo el mundo.

Pese a que este concepto ha sido bien recibido en casi todos los países, llevarlo a la práctica es mucho más difícil: se estima que la brecha salarial por razones de género a nivel global es del 23% (es decir, por cada dólar que gana un hombre, una mujer recibe 77 céntimos por el mismo trabajo) y, de hecho, ningún país del mundo ha conseguido aún reducir a cero la diferencia. Es más, según las últimas estimaciones, llevaría 273 años solventar la brecha salarial por razones de género a nivel global. Las razones tienen orígenes históricos y estructurales: relaciones de poder injustas, pobreza, desventajas y desigualdad en el acceso a los recursos y oportunidades son algunos de los factores que han generado esta situación y están ralentizando el proceso hacia la igualdad.

Mientras las mujeres suponen más de la mitad de la población mundial, sigue pasando que no ven satisfecho su potencial en base a sus actividades económicas o en su contribución al mercado laboral. Esto tiene consecuencias obvias a nivel social y económico, y las empresas juegan un papel fundamental en la búsqueda de soluciones.

¿Cómo es la situación de la brecha de género en España en comparación con Europa? ¿E internacionalmente?

Fabiola: Según el Foro Económico Mundial (FEM), una de las fuentes más confiables sobre el tema, si nos fijamos en el índice de la brecha de género (índice que evalúa la brecha de género atendiendo a 4 factores: salud, educación, economía y política), España está en el puesto 5 de Europa con un índice del 19,5% (donde el 100% indica la paridad alcanzada). A nivel mundial, donde el índice medio cae al 68,6%, España ocupa el puesto 5. El nuestro es uno de los países que más ha reducido la brecha según el Global Gender Gap Report 2020, incorporándose al top 10 después de estar en el puesto 29 en la última edición.

“España ha mejorado en todos los sentidos, menos en Salud y Esperanza de vida, donde ya ha reducido el 97,2% de la brecha. El empoderamiento político es el área donde se ha logrado la mejora más significativa. España avanza 17,3 puntos en esta dimensión, comparada con otras ediciones, cerrando así el 52.7% de la brecha gracias al gran número de mujeres que ocupan cargos ministeriales (64.7%) y casi comparten a partes iguales el parlamento (47.4% mujeres y 42.6% hombres). Pese a este gran paso, sin embargo, los jefes de estado hasta ahora siempre han sido hombres”. 

“Aunque en menor medida, la igualdad de género también avanza en España en el ámbito laboral (68.1% en comparación con el 66.8% de la última edición). Sin embargo, pese a mejorar en todos los aspectos de la participación económica, España aún tiene que salvar una gran brecha salarial (aún queda por cerrar un 44,2%), ingresos (33,9% por cerrar) y la presencia de mujeres en puestos directivos (52,7% por cerrar). Solo el 32% de los altos cargos (tanto en el sector público como en el privado) y el 22% de los consejeros de empresas españolas son mujeres. La participación laboral de las mujeres está también aún por debajo de la de los hombres (68,8% VS 18,9%), mostrando que aún quedan barreras de carácter cultural y de prácticas empresariales para garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres”.

La Comunidad de Talent Garden: ONE4job 

Con motivo del Día Internacional de la Igualdad Salarial, hemos hablado de todos estos temas con Fabiola Silvestri y Alessandra Massarenti, fundadoras de ONE4job , una compañía 100% compuesta por mujeres que se creó con la intención de proporcionar un soporte innovador, tecnológico y altamente personalizado en la búsqueda y selección de personal. ONE4job es parte de nuestra comunidad de Talent Garden Calabiana en Milán.

¿Qué factores juegan un papel importante en la reducción (y la eliminación) de la brecha de género y cuáles son las prioridades para el futuro próximo?

Fabiola: La mejora de la participación política y económica de las mujeres será fundamental para reducir la brecha de género. De los cuatro factores tomados en consideración para el índice de brecha de género, el WEF explica que, en promedio, la mayor desigualdad de género se refleja en la brecha de empoderamiento político.

gender gap

En segundo lugar, a las mujeres todavía les resulta muy difícil acceder al mercado laboral debido a problemas relacionados con el equilibrio entre la vida laboral y familiar: muchas de hecho optan por trabajar solo a tiempo parcial dada la desigual división del trabajo doméstico y el cuidado familiar (trabajo, de hecho, no remunerado), que pesa mucho sobre las mujeres. ¿Prioridades para el futuro? En este punto sin duda será importante agilizar la jornada laboral con una mayor flexibilidad horaria, para garantizar la famosa conciliación «laboral-familiar» (la capacidad de conciliar trabajo, carrera y ambición profesional con la vida privada formada por la familia, los hobbies y el ocio).

economic participation and unpaid work

¿Cómo puede la innovación digital ayudar a acelerar el proceso de transformación hacia «igual remuneración por trabajo de igual valor»?

Fabiola: En primer lugar, la innovación digital permitirá a las mujeres ahorrar tiempo en la organización del trabajo, el hogar y la familia, para aliviar la presión asociada con el «tener que hacer». En segundo lugar, conducirá a la consolidación de fórmulas nuevas y más flexibles de trabajo inteligente que reduzcan los tiempos de inactividad y los desplazamientos. Finalmente, garantizará la posibilidad de tener acceso constante a cursos online, webinars, etc. para mantenerse actualizado y funcionando constantemente.

¿Qué herramientas están disponibles para reaccionar hoy y tratar de cerrar la brecha de género?

Fabiola: Precisamente una mayor “información cultural”. En muchos países, el papel de la mujer todavía se considera marginal: incluso en Italia, por ejemplo, sigue existiendo una fuerte diferencia de pensamiento sobre el papel de la mujer en el mundo del trabajo, en particular entre el norte y el sur.

En segundo lugar, una buena educación y formación permitiría a las mujeres aumentar la sensación de satisfacción y seguridad (incluidas las económicas) y, por tanto, su capacidad de «venderse» mejor durante la fase de entrevista, tanto para puestos más destacados como para salarios más altos.

¿Por qué elegisteis Talent Garden y qué es lo que más os gusta de nuestra comunidad?

Alessandra: Elegimos Talent Garden porque nos transmitió  inmediatamente la idea de poder convertirlo en nuestro laboratorio creativo, en el que hacer realidad nuestro sueño emprendedor. Con las personas adecuadas y mediante el intercambio de ideas y la puesta en común de proyectos, estamos seguros de que podemos dar un valor añadido real a nuestros clientes y socios. Nos gustan los desafíos, pero ganarlos… ¡aún más!

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades