Los 7 hábitos que te ayudarán a mantenerte a salvo en tu espacio de trabajo

Espacio de trabajo seguro

Tener un espacio de trabajo seguro es lo que nos hará sentirnos cómodos con la idea de volver a la oficina, ahora que hemos superado la etapa de confinamiento, sin duda el periodo más duro de esta pandemia, y las primeras fases de la desescalada. Un gran número de empresas están proponiendo sus propios planes de “vuelta al trabajo”, con muchas dudas por parte de sus empleados, que no ven posible volver a su puesto de trabajo tal y como se concebía antes de la crisis, y ese miedo a volver a la oficina permanecerá hasta que entiendan no solo los cambios estructurales y protocolos que se apliquen, sino la cultura de empresa que se va a promover para garantizar la seguridad de los trabajadores. Toca prepararse no solo físicamente, sino mentalmente para adaptarse a los hábitos que nos trae esta “nueva normalidad” del mundo post-COVID, pero es responsabilidad de los gestores de las oficinas y responsables de comunicación hacer que sus empleados se sientan cómodos.

Hablamos, como mencionamos anteriormente, de una adaptación principalmente mental. Nuestros hábitos de comportamiento, nuestra cultura, muchas veces chocan con las nuevas recomendaciones que se están estableciendo para convivir con un virus que sigue siendo muy desconocido, que sigue entre nosotros, y que nos hace vulnerables. No hablamos solo del distanciamiento social o el uso de mascarillas, ni de la reducción del aforo en espacios determinados, hablamos también de recomendaciones que nos hacen cambiar hábitos inconscientes que tenemos en nuestro día a día: evitar el contacto directo en zonas de alto contacto, no apoyarnos en superficies de espacios públicos o incluso algo a lo que ya nos hemos acostumbrado, como es toser en el codo en vez de en la mano. 

En Talent Garden somos conscientes de que la reestructuración de nuestro espacio de coworking no era la única medida que teníamos que aplicar para garantizar la seguridad de nuestros miembros. Es necesario instaurar una cultura de trabajo que contemple nuevos hábitos, nuevas formas de interacción y de colaboración que ayuden a que no se pierda el espíritu de nuestra comunidad, pero que salvaguarde la salud de todos. Por ello creemos que esos cambios estructurales deben ir acompañados de un consistente y transparente plan de comunicación, y que el personal de nuestro espacio de coworking ejerza un papel ejemplificador de estos nuevos hábitos que debemos incorporar a nuestra rutina. ¿De qué nuevos hábitos hablamos?

 

1. La higiene es lo primero: protégete y protege a los demás

 

Tal y como publicaba Vodafone UK News Center en este artículo, los chistes y las conversaciones informales (41%) y echar de menos a sus compañeros (40%) son dos de las cosas que más echan de menos los británicos desde que se vieron obligados a trabajar desde casa, y es muy posible que estos porcentajes sean muy parecidos en el resto de países europeos. Pero, ¿cómo volver a la oficina sin que eso suponga un riesgo para tu salud y la de tus compañeros?

En un espacio de trabajo donde pasamos aproximadamente unas 8 horas al día, es muy importante priorizar la higiene. Todos estamos ya familiarizados con las medidas recomendadas contra el COVID-19, pero nunca está de más revisarlas, y preocuparse de aplicarlas correctamente.

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o gel desinfectante.
  • Cubrirse la boca y nariz con el antebrazo al toser o estornudar, en lugar de las manos.
  • Habituarse a usar pañuelos de papel de un solo uso, y evitar tocarse la cara.
  • Mantener la distancia de seguridad de al menos 1,5m con otras personas.
  • El uso de la mascarilla en lugares cerrados y siempre y cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad.

Son algunas de las principales recomendaciones establecidas para frenar un posible rebrote de una enfermedad que ha tenido al mundo completamente paralizado durante dos meses. Merece la pena pensar en la magnitud de esta última afirmación, para entender la importancia de respetar estas medidas de higiene. 

En Talent Garden queremos ayudar a nuestra comunidad a interiorizar estas medidas sin generar más ansiedad en nuestros miembros, por lo que hemos reacondicionado las diferentes áreas de trabajo y zonas comunes para que inviten a mantener la distancia social, hemos colgado carteles recordatorios de estas medidas en zonas de paso y lugares clave y el personal de Talent Garden prestamos especial atención a aplicarlas en nuestro día a día para ser promotores de estas nuevas “costumbres” como la nueva forma de convivencia en el trabajo.

 

2. Creando nuevos hábitos: cuidado con las zonas de alto contacto

 

Este es quizá el hábito más controvertido de la lista, ya que varía mucho la opinión de las personas sobre este tema, en función de su nivel preocupación. Sin embargo, el proteger a las personas en zonas de alto contacto es uno de los temas que más nos han hecho pensar cuando hemos aplicado las diferentes medidas de seguridad en nuestros campus: tocar un interruptor, abrir una puerta, mover una silla, coger un vaso de la cocina… Acciones que realizamos con las manos, de las que ni siquiera somos conscientes.

Me voy a permitir una “licencia de autor”, como cuando se rompe la cuarta pared en el cine, para contaros una situación de esas que te hacen pensar “qué fuerte”. El otro día acudí al médico a una consulta habitual, y al llegar, para contarle lo que me pasaba, me apoyé en la mesa (un gesto absolutamente normal e incontrolado), cuando la doctora me dijo: “no te has dado ni cuenta, pero apoyándote en superficies de espacios públicos te estás poniendo en riesgo”.

Desde luego, este es un tema que puede volvernos locos si nos obsesionamos, pero prestemos atención: todas los espacios públicos tienen ya gel hidroalcohólico en la puerta de uso obligatorio, la recomendación de lavarnos frecuentemente las manos nos sale ya por las orejas… y es que está demostrado que el jabón de manos o gel desinfectante mata al virus, tal y como publica la UNESCO. Tan solo con un 10% más de personas que realizasen un correcto higiene de manos, podemos reducir la tasa de propagación de una enfermedad en un 24%.

Es por ello que hemos colocado gel desinfectante en puntos estratégicos de nuestros campus de Talent Garden, próximos a puertas e interruptores, que harán más sencillo recordar esta recomendación, pero si no tienes gel cerca, utilizando una servilleta de papel desechable podrás protegerte al tocar zonas de alto contacto.

Trabajando con mascarilla

 

3. Distancia física, pero no personal

 

Como decíamos al principio del artículo, el volver a ver a nuestros compañeros es uno de los principales motivos por los que nos animamos a volver a la oficina, y el mejor de los consejos que podemos darte es: respeta las nuevas medidas de seguridad, principalmente por respeto.

Es normal que les sientas como parte de tu familia, que reduzcas el rigor de las medidas de seguridad cuando estás con ellos, que se te escape un apretón de manos, o os sentéis próximos en una reunión… nuestro cuerpo y nuestra mente nos piden volver a la normalidad que todos conocemos. Nosotros en los campus de Talent Garden estamos encantados de ver que los miembros de la comunidad se sienten relajados, como en casa, cuando están en el campus, y precisamente lo que perseguimos es que estas nuevas restricciones se incorporen de forma natural a nuestro día a día, sin generar fricciones con nuestra rutina diaria, ni incrementar el miedo al contagio que se generalizó al principio de la alerta sanitaria.

Por ello, uno de los pensamientos que más nos van a ayudar a “mantener las distancias” es el respeto. No es por miedo a contagiarme, es porque no sé cómo de cómoda está la otra persona si no respeto la distancia social, no se si un miembro de su familia es paciente de riesgo, y no ser responsable en un momento como este puede poner en riesgo a todos mis compañeros, por lo tanto merece la pena que todos hagamos un esfuerzo para mejorar nuestra convivencia y garantizar nuestro bienestar no solo físico, sino también mental.

 

4. Usar las zonas comunes respetando los límites de aforo

 

Salas de reuniones que antes eran para 5 personas y ahora solo pueden estar 2, espacios de formación con capacidad para 20 personas que ahora solo permiten 15, mesas de la cafetería donde ahora solo pueden sentarse la mitad de los comensales… Son situaciones que nos pueden generar frustración inicialmente, y que pueden complicar nuestro día a día.

Por suerte en los espacios de coworking de Talent Garden contamos con una gran diversidad de espacios, con diferentes aforos y con distribuciones flexibles dependiendo de las necesidades de quien vaya a utilizarlos. Y además de estos espacios como un auditorio, o aulas de talleres, contamos con numerosos espacios al aire libre (terrazas, azoteas y jardines) que pueden ser utilizados ahora como lugar de reunión o formación. Sin embargo, no es habitual contar con esta flexibilidad en oficinas tradicionales, por lo que es muy importante acostumbrarse a planificar las cosas con un poco más de tiempo en estos días, para que no nos pille desprevenidos el hecho de que no quepamos todo el equipo en la sala donde solíamos reunirnos, o el tener que reservar en el restaurante antes de comer, cuando antes no había problemas de ocupación.

 

5. Si tienes síntomas, quédate en casa

 

En una época como la que estamos viviendo, donde no nos podemos permitir un rebrote de una enfermedad tan intimidante como ha sido la COVID-19, quedarte en casa por un simple dolor de cabeza, unas décimas de fiebre, o una tos sospechosa, es ahora un signo de responsabilidad. Si extrapolamos esto al entorno escolar, ¿cuántas veces ha pasado que, porque había un solo niño enfermo en la clase de tu hijo, te ha tocado hacer malabares para faltar al trabajo, o contratar una niñera, porque el tuyo se ha puesto enfermo también?

No hace falta ser hipocondriaco, tan solo escuchar más a nuestro cuerpo, y ser precavidos si algo nos hace sospechar. Por la cultura de trabajo que se ha establecido a lo largo de los años, parece que faltar al trabajo porque “te duele la cabeza” era un signo de poco compromiso. Sin embargo, ahora está demostrado que el trabajo en remoto es totalmente posible: ya lo hemos puesto en práctica y sabemos que la máquina sigue girando

Ahora la responsabilidad de no contagiar al “resto de la clase” es nuestra. Además, en los espacios de trabajo compartidos, no sólo protegemos a nuestra empresa, sino al resto de empresas que conviven con nosotros. 

Comunicacion COVID-19 en oficina

 

6. Mantente informado: habrá muchos cambios

 

En Talent Garden creemos  la transparencia y la comunicación consistente, ya que es una manera de cuidar a nuestra comunidad. La comunicación es clave en todo momento, pero más aún en una etapa llena de incertidumbre como esta.

Numerosos países están escalonando la vuelta a la normalidad, y cada fase tiene unas regulaciones distintas, además de las que se convertirán en permanentes cuando se establezca la “nueva normalidad”. Por ello es muy importante consultar los nuevos protocolos aplicados en tu espacio de trabajo y de qué manera actuar en caso de que algún compañero tenga síntomas o de positivo.

Como espacio de coworking, tenemos la responsabilidad de comunicar de forma fluida, y que tanto la información como nuestro equipo esté siempre accesible para que nuestros miembros puedan resolver cualquier duda o preocupación que tengan. Para aplicar un buen procedimiento de comunicación interna dentro de las empresas se debe contar con los siguientes aspectos:

  • Desarrollar un sólido plan de comunicación interna.
  • Resolver dudas y problemas con transparencia y efectividad.
  • Facilita que las personas que trabajan en tu empresa o espacio tengan fácil acceso a la información oficial y puedan consultarla directamente, en lugar de recibirla a través de otra fuente.
  • Mantén a los líderes de los diferentes equipos informados y alineados.
  • Manda notificaciones con cualquier modificación.

 

7. Tu mejor amigo: el sentido común

 

Sentido común y prudencia. No hace falta crear alarmismos innecesarios. El diálogo con los responsables de tu espacio de trabajo es siempre la mejor vía para resolver dudas, transmitir inquietudes y proponer planes de mejora.

En Talent Garden somos una gran familia, e igual que cuidamos de nuestros padres, hermanos y abuelos, cuidaremos de todos y cada uno de nuestros miembros, atendiendo a sus preocupaciones particulares y luchando siempre por mejorar y ofrecer el mejor servicio a nuestra comunidad de más de 4,500 miembros, que confían en nosotros, además de posicionar nuestros campus como la mejor y más segura alternativa a las oficinas tradicionales o trabajar desde casa.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades