Robots para combatir el COVID-19: la limpieza de hospitales mejoraría gracias a la inteligencia artificial

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Inglés Estadounidense.

En Talent Garden estamos orgullosos de poder compartir una innovadora solución desarrollada por una startup de nuestro campus en Irlanda para combatir al COVID-19. Akara Robotics ha desarrollado un robot que irradia luz ultravioleta (UVC) y que destrulle bacterias y virus. El robot, Violet, puede reducir exponencialmente el tiempo que se emplea limpiando manualmente salas de hospitales y centros de salud y está demostrado clínicamente que es eficaz  contra el virus COVID-19.

Foto Irish Times

Foto:  Irish Times

Combatir el coronavirus con Inteligencia Artificial es posible: una startup irlandesa lo demuestra

Akara Robotics es una pequeña startup con sede en nuestro campus Talent Garden de Dublín y es parte del programa Intel Incubator. Esta startup trabaja con la Inteligencia Artifical y la Robótica para generar soluciones tecnológicas que empoderen a la industria de la salud.  La demanda de su tecnología es especialmente alta en este momento, ya que los centros sanitarios trabajan bajo una presión mucho mayor para ser eficaces en tiempo récord en la limpieza de sus instalaciones.

Violet no es el primer resultado del duro trabajo de innovación tecnológica de Akara. El año pasado dieron vida a Stevie, tal y como contaba la revista Time, un robot social creado para vivir y trabajar en residencias de mayores, y ha sido utilizado por varios centros en Irlanda, Reino Unido y Estados Unidos.  Stevie trabaja junto a cuidadores, enfermeros y el resto del personal para que ellos puedan centrarse en tareas más urgentes relacionadas con los pacientes, y Stevie se encarga de mantener a los residentes entretenidos, interactuando y socializando con ellos.

Tras el éxito de Stevie, Akara mantuvo el foco en el área de la salud para presentar a su nuevo robot: Violet.

Violet es capaz de eliminar el COVID-19 de centros sanitarios en tiempo récord

Akara ha desarrollado este 2020 su último proyecto. El robot Violet es capaz de matar bacterias, virus y gérmenes dañinos gracias sirviéndose de luz ultravioleta. Su eficacia es tal que, teniendo en cuenta la alerta sanitaria en Irlanda, su país de origen, por el coronavirus, el Servicio Irlandés de Salud (HSE) ha acelerado su desarrollo para llevar a cabo ensayos en todo el país.

Violet puede suponer una revolución para la higiene de los hospitales. Se necesitan de media cinco horas para esterilizar una habitación de hospital, que necesita estar desocupada y el trabajo de limpieza se lleva a cabo manualmente. Mientras que esto es posible con las habitaciones, resulta casi imposible cuando hablamos de otras áreas como salas de espera, en las que hay gente a todas horas. Violet es capaz de hacer este trabajo de limpieza en la mitad de tiempo, sumado a la ventaja de que es de mejor calidad porque la irradiación germicida ultravioleta de Violet mejora la limpieza.

Este robot es la clave para reducir la dependencia de soluciones basadas en la utilización de productos químicos y procesos de limpieza poco prácticos, con la particularidad además de que ciertos equipos hospitalarios no pueden ser desinfectados con productos de limpieza de uso genérico.

Gracias a la Inteligencia Artificial Violet trabaja sin suponer un riesgo para las personas

Akara diseñó a Violet para que fuese capaz de emitir una fina luz ultravioleta programada para viajar automáticamente por la habitación que tiene que limpiar, siendo posible esterilizarla de forma práctica. El robot utiliza esta luz ultravioleta en longitudes de onda cortas para descomponer el ADN de los microorganismos impidiendo así que sigan propragando. En el caso de un virus, detiene el contagio de la infección garantizando una esterilización completa de la estancia.

Este proyecto se encuentra aún en faso de experimentación. Un equipo de científicos se encuentra realizando pruebas continuamente para determinar los mejores resultados alcanzables jugando con las longitudes de onda, ángulos y distancias. Además, gracias a la Inteligencia Artificial, Violet es capaz de detectar la presencia de humanos a su alrededor, y procede a apagarse inmediatamente para no suponer un riesgo para su salud, ya le la luz ultravioleta puede dañar la piel y los ojos de las personas.

El futuro de Violet

Cuando Akara empezó a diseñar a Violet, tenían como objetivo aumentar la eficiencia de la limpieza de los centros de salud y hospitales en un momento como este, donde se vuelve más importante que nunca. Al mismo tiempo, hace que el proceso sea más seguro para el personal y usuarios. El uso de luz ultravioleta en la limpieza se ha utilizado antes en otros países, pero no con la perspectiva innovadora del robot irlandés Violet.

El Dr. McGinn, cofundador de Akara Robotics, declaró que el Servicio Irlandés de Salud (HSE) apoya el desarrollo y la implantación de los servicios de Violet en centros sanitarios, es por ello que están en proceso de verificar la eficacia de robots de limpieza en entornos clínicos así como asegurar que no es perjudicial para los usuarios. Uno de los escenarios en los que se están llevando ensayos de este robot desde principios de abril es el hospital de Tullamore en Irlanda.

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades