¿Qué papel juega Madrid en el terreno de la innovación? Ángel Niño nos responde

Más de 13.500 empresas han nacido en Madrid durante la pandemia. El emprendimiento y la innovación siguen creciendo en una ciudad que está consiguiendo atraer talento e inversión, dos cualidades imprescindibles para convertirse en una startupCity

El delegado de innovación y emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, presidente de Ciudad Lineal y presidente de MercaMadrid, Ángel Niño, estuvo en Talent Garden para hablar sobre algunos de los proyectos que ya están en marcha. Además, destacó la importancia de la tecnología y el emprendimiento en el presente y futuro de la ciudad y de sus ciudadanos. 

En tu perfil de LinkedIn se puede leer : ‘Recuerda que lo imposible, deja de serlo cuando alguien lo consigue’. ¿Qué fue imposible para ti?

Yo vengo de un pueblo de León en el cual no había unas oportunidades laborales ni tecnológicas como las que hay ahora. Soy nieto e hijo de mineros, y para alguien como yo, venir a Madrid, estudiar ingeniería y montar una empresa, parecía imposible, hasta que lo conseguí.

¿Por qué no crees en los referentes?

Nunca he tenido referentes en casi nada. Siempre he creído que todo depende del esfuerzo y de la disciplina que te impongas. Sigo a gente, pero creo que cada uno hace lo que tiene que hacer en la etapa que le toca. Al final, imponiendo autodisciplina y esfuerzo puedes conseguir cualquier cosa sin necesidad de tener unos referentes.

Vamos con Madrid y la innovación abierta. ¿Cuál es el camino para situarse a la cabeza de las smartCities?

Considero que el concepto de smartCity ya es pasado, ha quedado antiguo. Hace más de una década que hablamos de ese término. Creo que Madrid se está convirtiendo en una startupCity, ‘la ciudad de las startups’. Para ello, desde el Ayuntamiento de Madrid debemos conseguir que, mediante la innovación abierta, todos los emprendedores y las grandes corporaciones decidan utilizar Madrid como su campo de pruebas. Este es el camino para que toda la innovación y el talento venga y se quede en la ciudad.

Háblanos sobre el proyecto que se está llevando a cabo en el Distrito Centro (Calle Prim) para la detección remota de vehículos altamente contaminantes. ¿Qué medidas se están tomando para apartarlos de la circulación?

Con este proyecto, Madrid cuenta con la primera cabina medidora de emisiones del tráfico rodado. Esa compra publica innovadora que iniciamos hace ya dos años nos ha regalado datos muy interesantes. Uno de los más relevantes, en mi opinión, es que el 5% de los coches que han pasado por ahí son los causantes del 30% de la contaminación que se produce. Circulando por este punto unos 70.000 vehículos en un plazo de unos 40 días. 

En ese sentido, el objetivo de la administración es conseguir que esos vehículos salgan del centro de la ciudad. Primero hay que concienciar, todo el mundo debe saber que tener un vehículo altamente contaminante no solo es malo para él,  sino que también lo es para el resto de los ciudadanos. 

En esta línea, y a partir de este proyecto piloto, se van a instalar más detectores por la ciudad, englobándose dentro del Plan Cambia 360, cuyo objetivo es que todo Madrid, y no solo el distrito centro, se convierta en una ciudad cero emisiones. 

El mundo está cambiando, su realidad ya no la marcan los países, sino las macro urbes. Y en este sentido, todas tienen el mismo problema: la contaminación. Debemos por tanto ser capaces de transformar ciudades enteras, y no solo barrios o distritos, en lugares de bajas emisiones. Este es un reto al que nos enfrentamos todos. 

Hacer un pedido por internet y que en pocos minutos un dron lo lleve a tu casa. ¿Cómo va el proyecto?

Los drones son solo el inicio. La primera parte. Con este proyecto buscamos que el distrito de Villaverde y el entorno de La Nave. Crear un sandbox de innovación urbana tanto aérea como terrestre de Europa, la primera zona de pruebas para testar proyectos de movilidad innovadores.

Como decía, los drones son solo el principio, creemos en ellos como una de las mejores alternativas de reparto. Es decir, que puedas realizar tu compra en eCommerce o en un delivery de comida y que seamos capaces de llevarle a los usuarios mediante drones la comida o el producto directo a sus casas.

Parece un proyecto muy futurista.  ¿Cuándo podrá hacerse realidad?

Las pruebas ya las estamos haciendo, calculamos y esperamos que entre noviembre y diciembre tengamos operativa la ordenanza del Sandbox de innovación en movilidad de Madrid. 

Diversos estudios afirman que en los próximos años se crearán más de dos millones de puestos de trabajo en España en el ámbito tecnológico y digital, sin embargo, aún hoy las empresas tienen problemas para encontrar trabajadores con ese perfil. ¿Cómo se podría fomentar que los jóvenes accedan a estas áreas profesionales?

Lo importante para mí es inculcar a los niños, en edades tempranas, que el emprendimiento, la tecnología y la innovación no es futuro, sino presente. Deben saber que todo lo que se hará en los próximos 10 años, probablemente, no se podrá hacer sin tecnología. 

Por tanto, tenemos que ser capaces de llegar a los colegios, por ejemplo, nosotros con La Nave hemos hecho un proyecto que se llama ‘Emprendedores en el cole’ para formar a los niños en las habilidades de emprendimiento. Pues creo que justo eso es lo que tenemos que hacer las administraciones y todos en general. Convencer a los más pequeños que el presente y el futuro pasa por la tecnología. Por supuesto, podrán elegir lo que quieran ser, pero siempre con una base tecnológica, porque si no la tienen va a ser más difícil conseguir una carrera profesional dilatada y completa. 

Como sabes, estos perfiles técnicos son aún más escasos en mujeres, solo el 12% elegirán estos estudios, en contraste con la presencia femenina del 59% en universidades. ¿Qué podemos hacer para acercar a las niñas a estas carreras?

Tenemos que esforzarnos para conseguir que el porcentaje del 12% llegue al 50%. Justo ayer estaba leyendo un artículo que decía que en las carreras de ingeniería solo hay un 10% de mujeres. Yo soy ingeniero y creo que es un problema de atractivo en este tipo de grados. Es cierto que son carreras con componentes matemáticos muy grandes, pero también son las que ya cuentan con pleno empleo o son muy cercanas al pleno empleo. La gente va a querer entrar en esas carreras para poder conseguir un trabajo bien remunerado. 

La tecnología va a ser la base facilitadora que consiga cerrar la brecha de género. Todo sin imponer, inculcando y formando. Vamos a mostrar a los pequeños y pequeñas lo atractivo que puede ser el sector. 

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades