“El FoodTech nos ofrece la oportunidad de hacer nuestro sector alimentario algo más resiliente, sostenible e, incluso, más eficiente”

Sorry, this entry is only available in European Spanish.

Forward Fooding es la primera plataforma colaborativa del mundo en la industria alimentaria. Desde su nacimiento en Londres y mano a mano con Huckletree West, pronto se posicionaron como el espacio referente para para aquellas startups que buscaban seguir creciendo acompañadas de compañías similares.

Recientemente, han aterrizado en Barcelona; más concretamente, en Talent Garden. Allí, hemos entrevistado a Alessio D’Antino, CEO & Founder de Forward Fooding. Con él, hemos charlado de la actualidad del sector, del futuro del FoodTech, de cómo la COVID-19 ha podido afectar al sector y de los conocidos como alimentos 4.0.

¡Esto es lo que nos ha contado!

¿Qué es Forward Fooding y cuales son sus principales logros?

Forward Fooding es la primera plataforma colaborativa del mundo para la industria de Food & Beverage que fomenta la innovación a través del FoodTech Data Intelligence y con la colaboración de corporaciones y startups. 

Unimos a emprendedores de la industria Food y FoodTech e identificamos organizaciones de la misma vertical que enriquezcan la innovación en este sector a través de colaboraciones importantes.

Desde que surgió en Reino Unido en 2015, Forward Fooding ha trabajado con empresas multinacionales de la lista Fortune 500 y otras grandes pymes, con proyectos que van desde la estrategia hasta la implementación de innovaciones, consiguiendo un impacto duradero para sus clientes, colaboradores y asociados. Puedes leer más entrando en la web www.forwardfooding.com.

Hay GRANDES logros en camino, pero algunos destacables hasta la fecha son:

  • Construcción del primer Hub de Innovación Food & FoodTech de Londres (con 10 empresas miembros) y la actual réplica del mismo en Barcelona.
  • Celebración de  más de 35 Bootcamps y talleres para apoyar a los emprendedores Food & FoodTech (con más de 520 participantes) desde 2015.
  • Cierre de 5 colaboraciones de éxito entre clientes corporativos y startups innovadoras seleccionadas.
  • Construcción de The FoodTech Data Navigator con datos de  más de 10.000 entidades AgriFoodTech internacionales (incluyendo startups y scale-ups, aceleradoras, VCs y CVCs).
  • Actualmente, estamos trabajando con más de 10  corporaciones (exclusivamente del sector AgriFood).

¿Por qué empezasteis ese proyecto?

Las raíces de Forward Fooding se remontan a San Francisco, donde nació otra empresa llamada Crowdfooding en 2014. Su objetivo era ampliar el acceso al capital para los empresarios de la industria de Food y FoodTech

Como ex ejecutivo de una compañía de bebidas de Fortune 500, viví de primera mano el enfoque obsoleto y, a menudo, frustrante para innovar de verdad y decidí mudarme a Silicon Valley en busca de inspiración. Allí, después de tropezar con varios emprendedores valientes que estaban construyendo empresas muy innovadoras en la industria del Food & FoodTech, comencé a darme cuenta de que el espíritu empresarial y la tecnología iban a desempeñar un papel cada vez más importante en la solución de algunos de los mayores desafíos que afectan a nuestro sistema alimentario global

Desde entonces, hemos construido una red de empresas emergentes de innovadores en tecnología alimentaria que se extiende por todo el mundo. Ahora trabajamos con empresas de alimentos y bebidas de Fortune 500, así como con pymes, para ayudar a adoptar la innovación abierta y crear más modelos de colaboración basados ​​en datos, con el fin de crear un futuro más brillante para esta industria

En última instancia, el cambio que queremos ver en este mundo es fomentar la innovación alimentaria, favoreciendo colaboraciones significativas entre las nuevas empresas de tecnología alimentaria y corporaciones, para crear un sistema alimentario más sostenible y resistente.

¿Cómo ha afectado la COVID-19 a vuestro sector?

Personalmente, creo que la Covid-19 ha supuesto, en general, un impacto positivo en la industria de alimentos y bebidas, y que los efectos de la pandemia son dobles. 

Por un lado, creo que esta crisis ha puesto de relieve la fragilidad de la cadena de suministro y, en particular, ha tenido un efecto muy perturbador en la agricultura por las siguientes razones:

  • La falta de trabajadores cualificados para la agricultura (en particular, para las labores de plantación, cosecha y recolección de productos frescos) debido al cierre de fronteras durante la primera ola.
  • La fuerte dependencia de las importaciones de productos frescos (que pueden reducirse o al menos mitigarse mediante el despliegue de tecnologías como la agricultura vertical).
  • La rigidez de los canales de distribución debido a la fuerte dependencia de rutas específicas al mercado (por ejemplo, supermercados, hostelería) que requiere compras y consumos en puntos de venta físicos (en contraposición a una combinación más equilibrada de comercio electrónico y directo a entrega al consumidor).

Por otro lado, algunas grandes marcas de alimentos, así como empresas de nueva creación que se aseguraron distribuciones significativas con los principales minoristas o habían construido plataformas sólidas directamente con el consumidor, han visto crecer sus ventas bastante rápido debido a la acumulación de existencias por los consumidores durante la cuarentena. 

De hecho, para comprender mejor el impacto de la Covid-19 en el sector AgriFoodTech, realizamos una encuesta con los ganadores de FoodTech 500 de 2019 (que incluye 500 empresas internacionales de AgriFoodTech). 

Según nuestros hallazgos, aunque una pequeña parte de las empresas pensó que el impacto de la Covid-19 era puramente negativo, muchas empresas vieron valor y oportunidad en este período, destacando cómo se está aportando más conocimiento e importancia a nuestro sistema alimentario, y cómo ésto les da un mayor impulso para crecer y tener un impacto significativo.

La Covid-19 también ha contribuido a acelerar los cambios de comportamiento de los consumidores hacia la conveniencia, las opciones de alimentos saludables y la sostenibilidad. Creo que la pandemia ha obligado a los consumidores a quedarse en casa y cambiar muchos de sus hábitos de consumo, haciéndolos más conscientes de los problemas de sostenibilidad y ha aumentando la demanda de alternativas alimentarias saludables y que estimulen el sistema inmunológico. 

Por ejemplo, las empresas de servicios de tecnología alimentaria como Oddbox (un buen ejemplo de conveniencia + saludable + sostenible) cuadruplicaron sus ingresos por ventas durante la crisis de Covid-19, y pudieron recaudar aproximadamente 3,2 millones de euros durante el mismo período.

Por último, pero no menos importante, la tendencia más significativa es hacia alternativas de carne de origen vegetal y análogos de la carne en general (por ejemplo, carne cultivada en laboratorio) debido a problemas de seguridad alimentaria en el procesamiento de carne durante la crisis y un cambio hacia alternativas más sostenibles. De hecho, el nivel de inversiones en este sector en 2020 ya superó al registrado durante 2019.

Para obtener más información al respecto, puedes descargarte la encuesta completa aquí.

¿Cuales son las áreas más atractivas para los inversores en la industria  FoodTech?

Esa es una pregunta bastante difícil. Como se muestra en el gráfico a continuación, en la última década, las inversiones en AgriFoodTech han crecido de manera significativa con un enorme aumento del + 247% entre 2016 y 2019. Nuestros datos patentados muestran que para finales de 2020 se invertirán aproximadamente 15.000 millones de euros en empresas de AgriFoodTech a nivel mundial.

Si tuviera que resumir las 5 principales tendencias de inversión que hemos presenciado en los últimos 10 años (fuente de datos: The FoodTech Data Navigator) serían las siguientes:

  • ‘REINVENTANDO LA PROTEÍNA’: de las plantas al aire.
  • ‘AGRICULTURA Y BIG DATA’: minimizando el riesgo y optimizando los cultivos.
  • ‘REDUCIENDO EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS’: reciclaje de alimentos y envases alternativos.
  • ‘DIRECTO A LOS CONSUMIDORES’: nuevos modelos comerciales y rutas de comercialización.
  • ‘IR MÁS ALLÁ DE LA ALIMENTACIÓN’: alimentos y bebidas funcionales, suplementos alimenticios, probióticos y otros ingredientes funcionales (p. e.: Algas, CBD).

Además de los mencionados anteriormente, durante la pandemia mundial creo que merece la pena destacar que el espacio de las proteínas alternativas (en particular el basado en plantas) ha experimentado un auge especialmente en la región Asia-Pacífico.

¿Cómo crees que la industria FoodTech está reinventando el “catering”?

¡La pregunta del millón de dólares! No sé si el FoodTech está “reinventando” el catering (todavía), pero seguro que lo está mejorando. Por ejemplo, la gestión del desperdicio de alimentos siempre ha sido uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la mayoría de las cocinas comerciales todos los días. 

Soluciones como Winnow o Lean path brindan soluciones efectivas para reducir el desperdicio de alimentos al aprovechar los dispositivos inteligentes y las imágenes hiperespectrales. 

También vemos que las empresas que brindan soluciones tecnológicas para simplificar y optimizar las operaciones de restaurantes y empresas de catering están ganando mucha fuerza, especialmente cuando se trata de ordenar y administrar proveedores. 

Empresas como Chocokafoodle, entre otras, están ayudando de forma muy efectiva a los restauradores a aprovechar el poder de lo digital para administrar su negocio de manera más eficiente. Este tipo de compañías ha crecido muy rápidamente en los últimos años y ha sido el objetivo de importantes cantidades de financiación. 

De manera similar, compañías como Pazzi  o Cafe X, solo por nombrar algunas, están aprovechando los robots para habilitar nuevos modelos operativos para negocios tradicionales de ladrillo y cemento y están ganando mucho interés e impulso en el mundo pospandémico.

En el mundo FoodTech, ¿se puede hablar de alimentos 4.0?

Personalmente creo que el FoodTech nos ofrece la oportunidad de hacer nuestro sector alimentario algo más resiliente, sostenible e, incluso, más eficiente. Como consecuencia de esto, creo que aplicar soluciones tecnológicas a lo largo de la cadena de suministro nos permite, como consumidores, acceder a alimentos más sanos, tanto si es mediante la “reinvención” de comida (p.e., sustituir proteína animal por vegetal) o con la implementación de una acción tecnológica aún más eficiente, como sería la cosecha robótica o el reciclaje del excedente de alimentos.

Hay que considerar algunos problemas que afectan de manera grave a la industria alimentaria. Por un lado, se prevé que en el año 2050, seremos casi 10.000 millones de seres humanos en el mundo. Por otro lado, hoy en día un tercio de la producción de frescos se desperdicia a nivel mundial (del cual, el 70% se tira antes incluso de que llegue a los establecimientos). 

Por ello, antes de preocuparnos por producir más alimentos, es importante empezar valorando el problema de los desechos alimentarios. Existen multitud de soluciones tecnológicas ahí fuera que pueden contribuir a reducir el desperdicio de comida, pero necesitamos más compañías que empiecen a usarlas precisamente para que puedan extenderse y revertir así este círculo vicioso.

Como he mencionado antes, la moda de este momento son las proteínas alternativas y, especialmente, los análogos cárnicos. La industria de la carne y los lácteos han sido, tradicionalmente, las menos eficientes en cuanto a su huella de carbón, algo que no ha mejorado a lo largo de los años. Esto ha creado grandes brechas que han tratado de resolverse y para las que muchos emprendedores han ofrecido el desarrollo de soluciones muy creativas. Ejemplo de ello, es que se han comenzado a desarrollar proteínas a partir de CO2 y a aprovechar la agricultura celular para cultivar carne in-vitro.

Aunque es cierto que algunas de estas propuestas aún están lejos de ser económicamente rentables a gran escala, es posible que este tipo de tecnología se vuelva más barata y que las compañías que se encuentran detrás, más competitivas, llegando incluso a ser más económicas que las proteínas animales tradicionales.

Por un lado, se está realizando una gran inversión en el sector agrícola ahora mismo. Esto será muy positivo porque muchos de estos productos serán más accesibles y, por tanto, un mayor número de personas podrán cambiar a una dieta más vegetal

Por el otro, cabe preguntarse qué ocurriría si todo el mundo cambiase a una dieta vegetal de la noche a la mañana. Supongo que esto también crearía nuevos problemas medioambientales, obligaría a los agricultores a hacer más monocultivos (especialmente de soja y otras legumbres), y se caería en prácticas no-regenerativas, mientras que se forzaría al cese de la producción de carne y lácteos.

En resumen, creo que el comportamiento de los consumidores cambia muy rápidamente y que, por tanto, es fundamental encontrar el equilibrio entre aprovechar las nuevas tecnologías (sobre todo, aquellas que sitúan a las personas en primer lugar) y reinventar todo por reinventar.

¡Hey, Barcelona!

En Talent Garden Barcelona ya estamos a pleno rendimiento. Forward Fooding es tan solo una de las empresas que nos han escogido para seguir creciendo y relacionándose con la comunidad tecnológica del momento.

Si estás buscando un espacio diferente para trabajar, que te resulte inspirador y en el que tanto tú como tu equipo podáis contar con la mayor flexibilidad y oportunidades de aprender y crecer, ¡ven a conocernos! Puedes reservar aquí tu visita.  

Sign up to our newsletter

Stay up to date with all the latest news