Vuelta a la rutina: consejos para la vuelta al trabajo en septiembre

El verano tiene los días contados y la vuelta a la rutina puede hacerse cuesta arriba. Especialmente cuando se pasa de estar de vacaciones a “encerrarse” en la oficina. Por eso es importante hacer más agradable y fácil esa adaptación.

Desde Talent Garden repasamos las claves para que la vuelta a la rutina sea más rápida.

El síndrome postvacacional existe, ten paciencia

No es un mito, el síndrome postvacacional existe y es un trastorno adaptativo. Según un estudio de Adecco, el 37% de empleados sufre o acabará sufriendo síndrome postvacacional tras incorporarse al trabajo. En cuanto al 63% restante, una parte importante sufrirá cuadros de estrés o fatiga. Consiste en una sensación de estrés que genera falta de concentración, cansancio, irritabilidad y hasta falta de productividad

Pero tranquilo porque, como todo, es un trastorno transitorio y aunque puede repercutir en el rendimiento de los trabajadores, acabará pasando con la ayuda de un buen líder se implique con el equipo.

Adaptación

Teniendo esto en cuenta, lo más lógico es concederse un tiempo. El primer día de oficina es de aterrizaje. Hay que volver a ubicarse, revisar el correo electrónico y ver las cuestiones más urgentes que hayan ocurrido durante el periodo de las vacaciones.

Permite que los trabajadores tengan ese tiempo de gestión y no pretendas comenzar nuevos proyectos el primer día ni sobrecargarlos, porque será una pérdida de tiempo. En lugar de eso, sé flexible y deja que se pongan al día. Igualmente es recomendable dejar las reuniones para más adelante, cuando ya hayan gestionado todo lo anterior. Además, es importante que la carga de trabajo crezca gradualmente.

Haz team building y crea un espacio para compartir

Esta vuelta a la rutina es perfecta para hacer team building. Crea un ambiente cómodo y dedica un breve espacio de tiempo a compartir experiencias, qué tal han pasado las vacaciones, qué anécdotas han vivido o qué lugares nuevos han compartido.

Dedicar un rato a esto hará que los trabajadores entiendan que sus vivencias y su vida personal importa y les hará relajarse un poco ante la tensión de la vuelta al trabajo. Todo ello contribuye a un mejor ambiente de trabajo y hace que enfoquen la jornada con otra perspectiva.

Espera un poco para los proyectos nuevos 

Es probable que los primeros días ni siquiera se haya incorporado todo el equipo. Por este motivo lo mejor que los nuevos proyectos comiencen desde cero con todas las garantías cuando esté el equipo al completo.

Mientras eso pasa es bueno que se repasen los proyectos en curso que ya conocemos y se revisen, por ejemplo, objetivos anuales y su curso para hacer una puesta al día tras el periodo vacacional.

Extra de motivación

Una vez todas las personas estén incorporadas a su puesto, es el momento de implantar nuevos retos que les motiven a seguir trabajando. La motivación es fundamental para continuar productivos y en un ambiente positivo, más aún en un momento en el que la mayoría de personas han perdido el ritmo de trabajo.

De hecho, un estudio de la Universidad de Warwick señala  que un trabajador feliz y con energía es un 12% más productivo y un 31% más eficiente. La motivación es buena parte de esa felicidad. Sentir que lo que hacemos tiene una razón de ser y cumplir unos propósitos provoca que realmente tengamos ganas de hacer las cosas. 

Una estrategia para implementar la productividad es poner no solo grandes retos, sino también objetivos pequeños que cumplir a corto plazo e ir reconociendo los méritos delante de todo el equipo. Este simple gesto crea un ambiente más positivo donde las personas se sienten más valoradas y útiles.

Un plus de flexibilidad

La flexibilidad es la asignatura pendiente en la mayoría de las empresas españolas. Si bien es necesario facilitar los horarios o el modelo de trabajo durante todo el año, aún lo es más a la vuelta de las vacaciones. 

La apuesta por el trabajo en remoto o el modelo híbrido es un claro ejemplo de ello. Son opciones válidas y eficaces que ayudan a la conciliación y la productividad. Hay que tener en cuenta que quizás los trabajadores terminen sus vacaciones y sus hijos aún no han regresado al colegio. 

El 80% de los trabajadores españoles señalan que se sienten infelices en su puesto de trabajo. Esto se debe en parte a que sienten que no son escuchados. Ayudarles en este sentido a poder compatibilizar la vida laboral y personal hará que estén más satisfechos y rindan más en sus tareas.

Fomenta el bienestar

Es duro pasar de estar haciendo planes todo el día sin parar a estar delante del ordenador y, desde luego, eso no es bueno para el cuerpo. Cuidar de la salud física y mental de los empleados es importante porque contribuye al bienestar de la empresa. Al final, las personas son el activo más preciado de las compañías.

Una buena idea es poner en marcha planes que fomenten la salud del equipo. Esto requiere dedicar un tiempo a ello a través de retos, programas conjuntos de ejercicio o jornadas dedicadas en exclusiva a una actividad.

6 septiembre 2022

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de nuestras novedades